Las múltiples propiedades saludables que se le atribuyen al té verde residen en su particular proceso de fabricación. Procede de la misma planta que el té negro (Camellia sinensis), pero la gran diferencia radica en que se obtiene secando las hojas por acción del vapor (sistema japonés) o por el calentamiento (sistema chino).

Dependiendo del lugar de origen del té, las condiciones climáticas varían, y ello es la razón de que existan diferentes variedades de té verde; cada una con distinto olor, sabor y color.

– El Gunpowdwer: Se trata de un te generalmente de China, aunque también es usado en Marruecos (en infusión con menta y azúcar).  Su nombre se debe a la forma de sus hojas, enrolladas en forma de bolitas. Su nombre se debe a su parecido con bolitas de cañon, su traduccion en ingles. Tiene un sabor agridulce. (ni se os ocurra dejarlo más de tres minutos en infusión, o quedará demasiado amargo)

– El Lung Ching: Es una  variedad muy famosa también en China y significa «Pozo del Dragón». Era (y todavía es) una bebida habitual para los monjes, que lo utilizan desde hace cientos de años para aclarar la mente y calmar los nervios. (Ideal para los que tengan problemas para conciliar el sueño, ya que es relajante).

– El Bancha: Es un té típicamente japonés (es el té comun japonés) Se extrae del tallo de la planta del mismo nombre. Su sabor es muy ligero y su aroma es bastante intenso.

– El Sencha: Es el té común, pero tostado. También es muy popular en Japón, tiene color amarillo y sabe a verduras.

– El Matcha: Es un té de muy alta calidad. Su poder refrescante es muy apreciado por los japoneses, quienes lo sirven en la ceremonia del té . (Es delicioso).

Genmaicha.  Es una mezcla de bancha y genmai (grano de arroz tostado).

Como curiosidad, en las celebraciones funerarias japonesas, se suele regalar té verde Matcha, en función de la relevancia del difunto, se puede llegar a recibir como regalo, té verde de excelentísima calidad, presentado en un “packaging” de lujo. (Os puedo asegurar que me asombré muchísimo, la primera vez que recibí una cajita de té en memoria de un difunto).

¿Habéis probado alguno de estos tés? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog