Una opción nutritiva y saludable para los entrantes o platos principales en la época de calor y en verano son las ensaladas con legumbres.

Gracias a su riqueza nutritiva y en proteínas de alta calidad, (y todavía más si las mezclamos con cereales),  las legumbres contienen vitaminas del grupo B (sobre todo B1 y B6) así como minerales, destacando su aporte en hierro y magnesio. También contienen fósforo, calcio y zinc, convirtiéndolas en una excelente propuesta para aquellas personas que no quieren tomar carne o cuando se desea incluir una ración extra de proteína vegetal.

legumbres3

Por otra parte y para los que estéis siguiendo un régimen para adelgazar, es interesante que sepáis que las legumbres intervienen en la regulación del metabolismo de las lipoproteínas; esto, más su gran poder saciante, contribuyen a que se aconseje su consumo en las dietas para perder peso. (Algo impensable hace veinte años).

También aportan una cantidad considerable de fibra vegetal, que facilita los procesos gastrointestinales, y evitan el estreñimiento.

Algunas legumbres pueden resultar flatulentas, (garbanzos y judías blancas o alubias), siendo las lentejas mucho más digestivas. Para mejorar su digestibilidad se pueden dejar en remojo durante varias horas (mejor toda la noche) procediendo a su cocción a fuego lento durante varias horas. (Otra opción exprés puede ser mediante la utilización de las ollas rápidas, ya que éstas acortan la cocción de varias horas a diez o quince minutos. (La diferencia de tiempo es evidente y muy considerable).

legumbres2

Una opción atractiva para los platos de verano son las ensaladas de legumbres: garbanzos, lentejas o alubias, con daditos de tomate, pepino, aguacate, apio, cebolla, zanahoria, judía verde cruda cortada en juliana, patata hervida (también cortada en daditos), atún, salmón, huevo duro, pechuga de pavo o pollo (todos ellos cortados en daditos a o tiras), etcétera, etcétera (la lista de posibles ingredientes puede ser larguísima..).

lgumbres1

Los ingredientes que hayamos decido incluir en nuestra “ensalada de legumbres”  se pueden acompañar con una suave vinagreta preparada a base de aceite de oliva de primera prensada en frío, una cucharada de mostaza dijon, un chorrito de vinagre de Módena y sal marina natural o mejor todavía: con gomasio . Se mezclan bien todos los ingredientes hasta formar una salsa homogénea. Se rectifica de sal y si se prefiere se puede añadir un poquito de pimienta (de cinco colores, mejor).

Y voilá!!!!! Ya tenéis un delicioso, nutritivo y refrescante plato de verano, ideal para toda la familia (hasta los que no queráis ganar peso).

¿Qué os parecen las ensaladas a base de legumbres? ¿Cómo soléis prepararlas vosotros? ¿Tenéis alguna receta especial o truco en su cocción que queráis compartir conmigo? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook