La manzanilla (nombre latino: matricaria chamomilla) es una hierba aromática muy conocida por todos, que a sido utilizada desde hace siglos con fines medicinales. Los antiguos romanos la utilizaban para aliviar enfermedades relacionadas con el hígado e intestinos.

Para su uso interno, la manzanilla se puede tomar en infusión, y entre otras maneras, en extracto estandarizado de flor/hoja, (cápsulas). La preparación homeopática de la planta de la manzanilla en flor, es un remedio de gran valor para el tratamiento del dolor.

Para su uso externo, la infusión de manzanilla, está muy indicada para hacer baños en los ojos afectados por conjuntivitis. En compresas frías, la infusión de

manzanilla alivia rápidamente las pieles sensibles quemadas por el sol. El aceite esencial de manzanilla puede ser utilizado también para uso externo, aplicado en masajes, o compresas frías en la zona afectada y baños. Tiene un efecto relajante y sedante.

Los principios activos de la manzanilla son los flavonoides, aceites volátiles y los fenoles.

 

Propiedades de la manzanilla:

 

Sedante: La manzanilla posee un efecto calmante sobre el sistema nervioso. Esto se pone de manifiesto mediante un efecto sedante y puede ser utilizado en términos generales para reducir la tensión nerviosa.

Antiespasmódico: La manzanilla inhibe los espasmos musculares a través de su influencia sobre el sistema nervioso, esta acción tiene especial importancia en el tracto digestivo (hecho que garantiza su eficacia en el síndrome de colon irritable).

Digestiva y carminativa. Los aceites volátiles encontrados en la manzanilla relajan los músculos del

 estómago, mejoran la perístasis digestiva y ayudan a la función intestinal en general.

Analgésico. La actividad analgésica descrita de la manzanilla parece llevarse a cabo a través de la acción local de aceites volátiles que actúan sobre la liberación de prostaglandinas.

Antimicrobiano. Puede ser efectiva contra infecciones por cándida albicas,

Posibles aplicaciones de la manzanilla:

 

Gastritis

Aerofagia

Úlceras gastroduodenales

Síndrome del colon irritable

Infecciones bacterianas y fúngicas

Tensión nerviosa

Síndrome Premenstrual

Ansiedad

Insomnio

 

Espero que esta información os sea de utilidad.

Feliz fin de semana!!!!

Besos desde mi blog!!!

 

Fuente: Manual de hierbas de SOLGAR.