La celulitis se caracteriza por una acumulación de en determinadas zonas del cuerpo: muslos, caderas, nalgas, e incluso la cara interna de las rodillas.

La celulitis comúnmente se conoce como la acumulación de tejido adiposo (líquidos y grasas)  en determinadas zonas del cuerpo, pero sobre todo en la zona de los glúteos, muslos y  caderas aunque también se pueden presentar en otras partes del cuerpo tales como abdominales, rodillas y brazos.

 

Para la mayoría de las mujeres es una de las grandes preocupaciones estéticas, porque casi ninguna se libra de ella, gorda o delgada, no es cuestión de peso, es un problema de circulación (entre otras causas). La celulitis puede estar originada por problemas hormonales, herencia genética, mala circulación sanguínea, etc…

Los factores que contribuyen a la aparición de la celulitis, entre otros son:

  • La falta de ejercicio o sedentarismo.
  • El estreñimiento.
  • El uso de ropa muy ajustada (cinturones, pantalones demasiado estrechos, etc..).
  • Tabaco, alcohol y café.
  • Una dieta rica en grasas saturadas y azúcares simples y deficiente en agua.
  • El sobrepeso y la obesidad.
  • Las várices porque dificultan el retorno venoso y contribuyen a la retención de líquidos.
  • Los anticonceptivos orales.

¿Cómo podemos evitar la celulitis?

 

Las cremas de uso localizado pueden mejorar la temida «piel de naranja» pero es muy importante la constancia en su uso, ya que los resultados pueden empezar a notarse a partir de varias semanas de tratamiento.

Los masajes locales con un guante de crin o similar también pueden ser beneficiosos. Por su efecto exfoliante y de estimulación de la microcirculación local, los masajes diarios con un guante de crin pueden ayudar a «descongestionar» y preparar la zona a tratar, para que absorba mejor la crema anti celulítica que hayamos elegido.

En cuanto a la dieta, es preferible que sea lo más sana y equilibrada posible.

 

Los alimentos recomendados son:

  • Frutas, verduras y legumbres
  • Cereales integrales
  • Carnes blancas y pescados
  • Leche desnatada y yogures (mejor si son de soja)
  • Beber mucha agua e infusiones (sin azúcar)

 

Por otra parte, los alimentos a evitar son:

  • Las grasas saturadas (embutidos, charcutería, etc.)
  • La repostería y bollería
  • Café y alcohol
  • Los fritos y  salsas
  • Las bebidas gaseosas
  • Reducir el consumo de sal

Por último es necesario hacer ejercicio (como mínimo media hora diaria) para tonificar la zona y quemar la grasa localizada. (Subir escaleras, correr, nadar, andar, bailar, etc… como siempre digo, todo vale..la cuestión es «moverse»)

Recordad que la OBB 2010 está a la vuelta de la esquina!!!

Besos desde mi blog!!!