No queda claro si el estrés por si mismo engorda o no.

(Lo que engordan son otros factores, como una alimentación desequilibrada, la falta de ejercicio, factores genéticos y comer por ansiedad, etcétera). Pero por lo visto, las personas que intentan perder peso son más propensas a conseguir su objetivo si tienen menos niveles de estrés y duermen entre seis y ocho horas cada noche.

Según un estudio realizado por la compañía Kaiser Permanente publicado en la revista International Journal of Obesity, en el que participaron 500 personas a las que se midieron los niveles de de sueño, estrés, depresión, el tiempo que pasaban viendo la televisión y frente a la pantalla del ordenador y cómo correlacionaban estas variables con la pérdida de peso, las personas con menores niveles de estrés que dormían más de 6 horas, pero no más de 8, eran más propensas a perder  4,5 kilogramos de peso.

De hecho, casi tres cuartas partes de este grupo continuó el estudio en su segunda fase y fueron dos veces más propensos a tener éxito que aquellos con mayores niveles de estrés y menos de 6 horas de sueño nocturno

Según explica Charles Elder, director del trabajo, «este estudio sugiere que cuando las personas están intentando perder peso, deberían intentar dormir lo suficiente y reducir su estrés. Algunas personas podrían necesitar disminuir sus agendas y acostarse antes.

Para otras el ejercicio podría reducir el estrés y ayudarles a dormir mejor. Las técnicas mente-cuerpo como la meditación también podrían ser útiles para determinadas personas«.

Aunque los resultados de este estudio no pueden aplicarse todavía a todas las  personas que quieren perder peso, si que puede hacernos pensar en que para perder peso, además de una dieta equilibrada y algo de ejercicio, también es importante tener en cuenta llevar una vida relajada, intentar evitar el estrés, practicando alguna técnica de meditación, relajación o cuerpo-mente, e intentar tener un sueño reparador como mínimo de 6 horas cada día (bueno, mejor dicho, cada noche).

¿Y vosotros? ¿Estáis pensando en perder algo de peso? ¿Creéis que el sueño y el estrés pueden ser una influencia positiva a la hora de conseguir el objetivo deseado? ¿Consideráis que dormís las suficientes horas diarias? ¿Practicáis alguna técnica cuerpo-mente?