Hace más de ocho años que practico habitualmente Body Combat, como mínimo dos veces por semana.

Curiosamente es de las actividades dirigidas en las que hay más afluencia masculina. ¿Porqué será?

El Body Combat se ha convertido en una de las actividades más atractivas de los gimnasios. Es un deporte aeróbico que emplea pre-coreografías que incluyen movimientos a base de puños y patadas, siguiendo una técnica establecida, y lógicamente, sin agredir a nadie ya que en ningún momento se realiza ningún contacto con otras persona.

El body Combat utiliza una combinación de ejercicios con artes marciales como Kick Boxing, Karate, Kung Fu, Tai-Chi, Full Contact, Twaekondo, etc, que se sincronizan con la música y generan un ambiente cargado de energía, ideal para liberar tensiones y descargar adrenalina.

Aunque quizá, y para los que no lo hayáis probado nunca, os pueda parecer que son clases de defensa personal o algo por el estilo, nada más lejos de la realidad.

Una clase de Body Combat solamente pretende potenciar la capacidad aeróbica, la fuerza, la flexibilidad y la resistencia al ritmo de la música y de una campana.

Brazos, hombros, espalda, piernas y abdominales son algunos de grupos musculares que se trabajan en cada uno de los tracks (o canciones) durante una sesión. (Estas últimas coreografías “machacan positivamente” piernas y hombros).

Las coreografías se mantienen durante tres meses, para así poder familiarizarse con la música, mejorar la técnica y la ejecución de los movimientos al ritmo de las canciones.

Durante una sesión de Body Combat se pueden llegar a quemar hasta 600 calorías, pero eso no es todo.

Los beneficios de una sesión de Body Combat son:

Ayuda a mantener el peso y la forma física.

Mejora la resistencia muscular y la destreza física.

Ayuda a mejorar la postura corporal.

Contribuye a reducir la ansiedad y el estrés.

Miércoles, domingos, y siempre que puedo, los viernes son mis días Body Combat. ¿Y vosotros? ¿Habéis practicado alguna sesión de Body Combat? ¿Os animáis a ello? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog