La vitamina D es una vitamina esencial, siendo uno de los importantes reguladores biológicos del metabolismo del calcio y del fósforo.

La vitamina D es única entre los nutrientes esenciales en el hecho de que es una vitamina que se transforma en una hormona. La Vitamina D es una pro-hormona, por lo que no tiene actividad hormonal por si misma, pero si se convierte a hormona activa 1,25-D a través de un mecanismo de síntesis muy regulado. En su forma activa es una hormona y al igual que otras hormonas funciona como un mensajero químico dentro del ciclo de retroalimentación responsable de regular ciertas funciones del organismo.

La forma activa de la vitamina D pone en marcha varios procesos fundamentales entre los que se incluyen:

  • La movilización de fósforo y calcio en el tejido óseo
  • La absorción de calcio y fósforo de los alimentos
  • La función tiroidea y paratifoidea
  • La función nerviosa
  • La función inmunitaria

Formas de vitamina D y como obtenerla

Hay diez formas de esta vitamina. Las más conocidas son la D2 y D3. Éstas, se encuentran de forma natural en algunos alimentos, aunque siempre aportando cantidades limitadas, siendo mucho mayor la aportación producida por la piel por la exposición a rayos ultravioleta UVB.

Es una vitamina soluble en grasas (liposoluble) y se puede obtener de dos maneras:

  • Mediante la ingesta de alimentos que contengan esta vitamina, por ejemplo: el pescado azul (p.e.: atún, sardinas), la yema de huevo, la leche y alguno de sus derivados.
  • Por la transformación del colesterol o del ergosterol (propio de los vegetales) por las radiaciones solares

Estados deficitarios y exceso de vitamina D

Su carencia genera alteraciones óseas, trastornos dentales y alteraciones metabólicas.

Esto se puede ver como raquitismo, osteoporosis, y osteomalacia: (una enfermedad que debilita los huesos en adultos y que es similar al raquitismo

Su exceso lleva a debilidad, cansancio, cefaleas y nauseas, similares a los de una presencia excesiva de calcio.

¿Qué cantidades diarias de vitamina D son necesarias?

– Para los niños y los adultos hasta los 50 años, el aporte diario adecuado es de 200 a 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D.
– Para los adultos de 51 a 70 años son necesarias 400 UI.
– Para los mayores de 70 años se recomiendan hasta 600 UI.

Espero que esta información os sea de utilidad.

Besos desde  mi blog!!