Este post va dedicado a todas las futuras mamás.

 En poco tiempo, me he rodeado de «embarazadas». Amigas, conocidas y hasta una vecina de blog!!! Para todas ellas van dedicadas estas recomendaciones para su alimentación. (Estos consejos solamente sirven a título informativo, ya que las embarazadas siempre deben seguir las indicaciones de su médico o ginecólogo).

 Las recomendaciones generales alimentarias a realizar durante el embarazo pretenden conseguir los siguientes objetivos:

  • Cubrir los requisitos nutritivos de las mujer gestante.
  • Satisfacer los requerimientos necesarios para un crecimiento fetal normal.
  • Preparar el organismo de la madre para el parto.
  • Promover la lactancia futura.

 Por todo lo anteriormente expuesto los consejos para la embarazada son:


Las comidas deben realizarse sin prisas, sentada y masticando adecuadamente. (El momento de la comida debe ser un placer, no un «agobio»).


El desayuno debe ser variado (cereales, proteínas, fruta y lácteos) y no debe salirse de casa nunca en ayunas (para evitar nauseas, mareos y falta de energía).


La comida del mediodía no debe ser demasiado abundante.


La merienda debe ser ligera (pero se debe merendar).

  – Es aconsejable cenar temprano para ayudar a hacer la digestión antes de irse a la cama.


No se debe picar entre horas (para evitar ganar kilitos extra)


Los cocinados deben ser variados: plancha, hervidos, al horno y al vapor, evitando los fritos.


Es importante cuidar la dentadura (y visitar al dentista) para evitar las caries.


Es necesario controlar el aumento de peso durante todo el embarazo.

 La cantidad de nutrientes que ingiere la embarazada, varían de un trimestre a otro, siendo el más importante el segundo y tercer trimestre. Los nutrientes que hay que ingerir en mayor cantidad para un embarazo saludable son: las proteínas, hierro, calcio, magnesio, vitamina C y ácido fólico. Últimamente algunos obstetras consideran que una suplementación de yodo es beneficiosa para el feto.

Besos desde mi blog!!!!