No, no, no voy a hablaros de dos temas diferentes. Son lo mismo. La Coenzima Q10 también se la conoce como CoQ10, vitamina Q10 y ubiquinona.

(Se la llama así porque es ubicua – existe en todos los seres vivos y en todas las células del cuerpo humano – y porque es una quinona, es decir, un miembro de este grupo específico de compuestos orgánicos cíclicos). No olvidéis este nombre: Ubiquinona. No sé vosotros, pero yo ya lo he empezado ver en algunas formulaciones de suplementos nutricionales.

La coenzima Q10 es una sustancia que se encuentra en la mayor parte de tejidos del cuerpo y en muchos alimentos. El cuerpo la usa para producir energía para las células y como antioxidante liposoluble.

Con la edad, la cantidad de coenzima Q10 presente en nuestro cuerpo disminuye, lo que a su vez reduce el suministro de energía para proteger y reparar las células y sobre todo, para la división y regeneración celular.


Propiedades de la CoQ-10 en su uso interno:

– Aumenta la energía y la tolerancia al ejercicio físico.

– Alivia la debilidad y el dolor musculares.

– Mejora al aprovechamiento del oxígeno.

– Incrementa la fuerza cardiaca.

– Protege contra los ataques cardiacos.

– Ayuda a reducir el peso.

– Baja la presión arterial alta.

– Mantiene en niveles óptimos los niveles de glucosa en sangre.

En cuanto a beneficios anti-edad:

– Protege al organismo del envejecimiento prematuro.

– Ayuda a corregir el declive del sistema inmune relacionado con la edad.

En uso externo: Reafirmante y antiarrugas cutáneos.

Este nutriente se puede conseguir en alimentos como el pescado, sardinas, y en las vísceras animales, sobre todo, hígado, riñones y corazón (estos últimos generalmente ya casi nadie los consume).

Por otra parte, se tendría que consumir mucha cantidad de estos alimentos para lograr tener una cantidad suficiente de CoQ10 en el organismo para mantener una buena salud.

Si se desea como parte del tratamiento para la salud, las cantidades de coenzima Q10 deben ser mucho mayores y por medio de otros métodos que provean esta cantidad como suplementos. Desde hace años, la CoQ10 está disponible en suplementos nutricionales, en distintas concentraciones. (Antes de tomar cualquier suplementación nutricional de CoQ10, debéis consultar con un profesional de la salud o médico para que os asesore debidamente).

¿Y vosotros? ¿Conocíais los beneficios de la Coenzima CoQ10? ¿Habéis probado algún producto que la contenga?