La zaragatona o plantago psyllium es una semilla que se usa desde la antigüedad para aliviar el estreñimiento. Sus componentes, los mucílagos (fibra),  cuando se ingieren tienen la capacidad de absorber mucha agua e hincharse dentro del intestino regularizando el transito intestinal.

Como además protege la mucosa digestiva, está indicada para aliviar la úlcera de estomago y las infecciones del intestino. También ayuda con el meteorismo y reduce el colesterol y el azúcar en sangre.

Las propiedades de la zaragatona o psyllium son:


Laxante.
El efecto laxante se manifiesta después de las 24 horas de su administración. En contacto con el agua, el mucílago forma un gel viscoso y voluminoso que incrementa el volumen de las heces, que además permanecen blandas, promueve el peristaltismo y le confiere el efecto laxante suave mecánico.

Antidiarreico. El mucílago de la zaragatona puede, en caso de diarrea, absorber el exceso de agua del intestino aumentando su viscosidad y disminuyendo la velocidad del tránsito gastrointestinal. Esta propiedad puede aprovecharse para tratar los problemas de Síndrome del intestino irritable y/o Síndrome de Crohn.

Saciante. Los mucílagos de la zaragatona tienen una gran capacidad para captar el agua de los jugos gastrointestinales, aumentando de tamaño y produciendo una sensación de saciedad, por lo que es muy indicado en dietas de adelgazamiento

Disminuir el colesterol. Se ha comprobado que la zaragatona disminuye los niveles de colesterol. La actividad hipolipemiante de la zaragatona se debe a una disminución de la absorción intestinal del colesterol.

La zaragatona se puede tomar en infusión, en semillas, en cápsulas, y en polvo. Para las dosificaciones individuales, mejor que consultéis con un especialista que os dará una pauta personalizada.

Por norma general las dosis indicadas de la zaragatona son:

Semillas: Poner a macerar una cucharadita de café de semillas en medio vaso de agua, durante media hora. También se puede tomar las semillas sin macerar, mezcladas en un yogur o ensalada.

Para el tratamiento del estreñimiento habitual, iniciar el tratamiento con dosis bajas y aumentarlas paulatinamente para evitar flatulencias y gases.

Polvo: 10-20 g/día, en dos o tres tomas, con abundante agua. Se puede combinar con polvo de semillas de anís o de hinojo.

Es muy importante acompañar la ingesta de zaragatona con líquidos abundante (al menos 500 cc por toma).

Besos desde mi blog!!!