De origen africano, esta apetitosa y saludable fruta es una de las más extendidas por el mundo, con un consumo anual de 20 millones de toneladas. Oda a la sandía

Por su alto contenido en agua (93%), esta  fruta  se convierte en un gran rehidratante, sobretodo en el  verano  al ser la época del año cuando más liquido se debe consumir.

La sandia contiene muy pocas calorías (aproximadamente 20 calorías por cada 100 gr) y casi no contiene proteína ni grasa. Tiene un aporte considerable en vitaminas (A, B1, B2, C y ácido fólico) y minerales (Calcio, fósforo, hierro, magnesio, azufre y silicio). El color rosado de su pulpa se debe a la presencia del pigmento licopeno, sustancia con capacidad antioxidante.

Algunos de los beneficios y propiedades más destacables del consumo de la sandía son:

Tiene un gran poder hidratante que calma la sed.

Por su bajo contenido calórico y gran capacidad saciante, está muy indicada en dietas de adelgazamiento.

Por su alto poder diurético, es beneficiosa en problemas renales o de las vías urinarias. (Insuficiencia renal, infecciones…)

Al estimular la diuresis (orina), favorece la eliminación de residuos tóxicos del organismo.

Su contenido en fibra ayuda a limpiar los intestinos.

Tiene un gran poder antioxidante gracias al pigmento vegetal licopeno.

«¡Cofre de agua, plácida, reina de la frutería,

bodega de la profundidad, luna terrestre!»…

«La redonda, suprema y celestial sandía

es la fruta del árbol de la sed,

es la ballena verde del verano…»

… «Quisiera morderte, hundiendo,

en ti la cara, el pelo, el alma».

Pablo Neruda

«Cofre de agua» (Oda a la sandía)

Besos desde mi blog!!!