Ahí van mis recomendaciones para intentar mantenerse longevos durante 100 años o muchos más.

De todos es sabido que: «Más vale prevenir, que curar», y en el paso del tiempo, la adopción de una serie de medidas´preventivas pueden ayudarnos a vivir en unas mejores condiciones durante más años. Veamos:

¿Cómo y porque envejecemos?

Las causas internas e individuales que aceleran el envejecimiento son:

  • Una alimentación inadecuada (Exceso de grasas, azúcar, etc..)
  • El exceso de colesterol y triglicéridos
  • El consumo de bebidas alcohólicas.
  • La falta de horas de sueño.
  • La obesidad
  • El estreñimiento
  • Los radicales libres
  • El abuso de fármacos
  • El tabaco
  • La vida sedentaria
  • Posturas equivocadas
  • El estrés
  • Las emociones negativas

Las causas externas que aceleran el envejecimiento son:

  • La contaminación (de las ciudades, la doméstica y la acústica).
  • Las radiaciones solares en exceso (rayos UVA). (Abusad de protectores solares)
  • Las micro partículas, los campos energéticos y las ondas electromagnéticas. (!Ojo con los móviles y similares!)

¿Qué hacer para evitar el envejecimiento?


Alimentarse bien para vivir más tiempo
. La dieta mediterranea es un buen ejemplo para seguir una alimentación sana. Mucha fruta, verdura y legumbres. Pan, patatas, pasta, arroz, aceite de oliva y productos lácteos (a poder ser de procedencia biológico) deben abundar en nuestra despensa. Otro gran aliado es el pescado azul, rico en ácidos Omega 3 (por ejemplo las sardinas, el atún, la caballa, etc.)

Mantener un peso adecuado. Si se quiere adelgazar, es mejor evitar las dietas hipocalóricas. En lugar de ello, una dieta personalizada y equilibrada nos ayudará a mantener el peso adecuado sin riesgos para nuestra salud.

Desintoxicar el organismo. Elegir alimentos desintoxicantes (por ejemplo la alcachofa, el apio, el limón). Beber té rojo y verde. Incluir algas en la dieta diaria.

Eliminar el estrés. Si, ya se que es muy fácil decirlo, pero más difícil ponerlo en práctica, pero dedicar unos minutos al día a meditar, a estar con nosotros mismo, a realizar algún hobbie que nos agrade, etc… puede aportaros muchos más beneficios de los que os podéis imaginar.

Practicar correctamente una actividad física. Combinar adecuadamente un programa de ejercicios
de tonificación muscular, cardiovasculares y estiramientos, ayudarán a mantener el cuerpo sano y fuerte. (Igual de malo es abusar de la actividad física en exceso, o con unas malas pautas de trabajo, ya que puede provocar contracturas y lesiones en nuestro cuerpo).

Mantener una actitud mental positiva. Aceptar nuestro cuerpo tal como es. Aumentar la autoestima, controlar las emociones y cultivar el optimismo. (Una receta sencilla y barata es sonreír cada día)

Adoptar unas sanas costumbres. Dejar de fumar, dormir más y mejor, respirar correctamente son algunas de las costumbres que se deben incluir en nuestra rutina diaria.

Sí, ya sé que es fácil decirlo y más difícil ponerlo en práctica, pero si tenéis en cuenta los beneficios que os reportarán a medio y largo plazo, vale la pena seguir estas «sencillas» indicaciones .

Feliz fin de semana a todos!!!

Besos desde mi blog!!!!!!!!