La tradición de quemar incienso, ¿Hindú o japonés?¿Soléis quemar barritas de incienso en vuestro hogar? ¿Por qué lo hacéis?

¿Para aromatizar la estancia? ¿O como complemento a algún ritual? ¿Para aromatizar vuestro momento de descanso o meditación? ¿Qué tipo de barritas soléis utilizar? ¿En barrita, en pirámide o en cono? ¿Con palito o sin?

A pesar de que hay muchas formas y variedades de incienso en el mercado, (cada vez se comercializan más y más), el incienso tradicional, básicamente se clasifica en dos tipos: el   incienso hindú que lleva un palito de bambú en su interior y el incienso japonés sin palo.

Los inciensos de tipo hindú suelen ser muy aromáticos, pero debido al fuerte humo que desprenden y al interferir la combustión del palo en su aroma original, no se consideran tan delicados como los japoneses, que son mucho más valorados ya que no producen tanto humo y respetan la fragancia original.

Las barritas de incienso japonés se queman de forma uniforme, de manera que su suave fragancia se difunde de una forma lenta y regular, sin apenas producir humo y dejando muy poca ceniza.

En Japón, la práctica de quemar incienso coincidió con la introducción del budismo en el Siglo VI.

Se convirtió en una elaborada y sutil cultura que pasó de los templos a la corte del Emperador y la nobleza.

Todavía hoy sigue siendo una de las grandes tradiciones de Japón, entre otras cosas, para lograr una conexión ente lo material y lo espiritual.

En la actualidad, el incienso se usa como parte de una cultura “universal” de armonía y bienestar.

Su objetivo no es solamente aromatizar el ambiente; cuando se enciende una barrita de incienso su aroma sutil favorece la creación de una atmósfera cálida que facilita la relajación, la concentración, el relax o hasta la conexión con uno mismo.

Su aroma puede mejorar la creatividad, aumentar la receptividad y ayudar a despertar al aquí y ahora. Puede traer paz y armonía para uno mismo y su hogar, o simplemente crear un espacio confortable. Todo es posible…

Pueden usarse diferentes fragancias para diferentes momentos del día: quizá podéis elegir aromas más energéticos, cítricos, intensos o frescos por la mañana, fragancias más relajantes y/o dulces por la noche, y dependiendo de la situación del día y de lo que estéis haciendo en un determinado momento, (mientras estáis leyendo un libro, escuchando música, practicando yoga, charlando con vuestros amigos, etcétera…) quizá preferís un aroma u otro.. Vuestras fragancias “personales” pueden llegar a convertirse en una parte íntima de vosotros y de vuestro espacio elegido para esa ocasión.

Pero, ¡ojo!, evitad los inciensos sucedáneos de baja calidad ya que no están fabricados con ingredientes y materias primas de clase.

¿Y vosotros? ¿Soléis quemar barritas de incienso en vuestro hogar? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cuál es vuestro aroma favorito? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!!

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook