¿Compras de Navidad en la farmacia? Sí, ya sé que dicho así suena un poco raro. ¿Verdad?

Cepillos de dientes eléctricos, juguetes o complementos para bebés, cosméticos, productos corporales y capilares, humidificadores, esterillas eléctricas y hasta tensiómetros, incrementan sus ventas exponencialmente en la farmacia durante la época navideña.

La farmacia se está convirtiendo en una alternativa para las compras de Navidad, sobre todo para aquellas personas que buscan regalos saludables, de calidad y con la garantía y el consejo de un farmacéutico.

¿No os habéis fijado en las promociones, neceseres o lotes de productos corporales, infantiles, o cosméticos ya preparados para regalo que lucen en algunas de sus estanterías o escaparates?

Además de productos para regalar, las farmacias también perciben un aumento de las ventas de cosméticos y maquillajes así como de autobronceadores; son productos de belleza “flash” que se dispensan en farmacias.

En la otra cara de la moneda, y también entre los más vendidos, se encuentran todos los productos para mejorar digestiones y solventar problemas estomacales derivados de las comidas navideñas.

Una vez pasadas las fiestas navideñas, las farmacias también se preparan para un destacable incremento de la demanda de productos dietéticos.

Es en la farmacia donde muchas personas piden ayuda para perder esos kilos que han ganado durante la Navidad. Conscientes de ello, las farmacias suelen otorgar más espacio y atención a este tipo de productos a partir del siete de enero… (ya hablaré de ello en otro post).

¿Y vosotros? ¿Habéis comprado alguno de vuestros regalos de Navidad en la farmacia? ¿Y algún producto para mejorar las digestiones en previsión de las comilonas típicas de estas fechas? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog