¿Os gustaría conseguir una piel de porcelana a prueba de arrugas pero sin gastar mucho dinero? Algunas mujeres (y hombres) ya conocen el secreto.

Las japonesas son admiradas en todo el mundo por su piel de porcelana su cutis a prueba de arrugas. Esto no es una casualidad: además de contar con una cierta genética favorable, siguen una alimentación en la que predominan los pescados azules, las algas y los derivados de la soja. En cambio evitan las grasas animales, los lácteos y los azucares simples.

Las que sois usuarias de cosméticos de alguna marca japonesa, y habéis recibido instrucciones en el momento de la compra de los productos, quizá ya estáis más habituadas a los trucos y consejos de belleza y para la aplicación de sus cosméticos (muchas veces holísticos).

Volviendo al tema principal. Conseguir un cutis inmaculado no es tan complicado como os podéis pensar. Según una de las gurús de belleza más conocidas en Japón, Chizu Saeki, el cuidado de nuestra piel puede estar en nuestras manos con algunos sencillos consejos (podéis encontrarlos en sus libros publicados en inglés e incluso en un juego para la DS)

Algunos de los consejos que desvela Chizu Saeki en alguno de sus libros son:

Coged un espejo de mano y observaros: si estiráis el brazo sobre la cabeza y miráis vuestro reflejo veréis cómo era vuestro rostro hace 5 años. Si os miráis de frente, veréis (lógicamente) cómo estáis ahora, pero, si lo colocáis a la altura del pecho y observáis vuestro reflejo mirando hacia abajo, según Chizu Saeki, estaréis viendo cómo seréis dentro de 5 años si no os cuidáis. Aunque es un poquito exagerado, el concepto tiene sentido.

Si queréis sacar el máximo partido a los productos de belleza, utilizad el calor de vuestras manos para aplicar vuestras cremas de toda la vida.

Primero poned la crema en la palma de las manos y calentadla unos instantes. Aplicadla en el rostro masajeando circularmente en sentido ascendente.  Una vez aplicada la crema. Volved a frotaros las manos para que las palmas entren en calor. Rápidamente envolved  el óvalo de la cara con las manos. Con esta acción ayudáis a que la crema penetre mejor, a la vez que estáis  «sellando» las propiedades de la crema en nuestra piel. Aplicando presión con los dedos en puntos determinados (en la cuenca del ojo, en el entrecejo, en las comisuras de los labios, patas de gallos, etc.) además multiplicamos la relajación de la piel.

Diariamente, es aconsejable usar dos tipos de limpiadores, aunque no os hayáis maquillado. Primero podéis usar una leche o aceite desmaquillante (a él ya le dedicaré un post) para retirar el maquillaje (o para retirar la suciedad acumulada en el rostro). Seguidamente usad un segundo producto limpiador, como por ejemplo un agua miscelar o jabón sin jabón para acabar de limpiar y oxigenar el rostro en profundidad.

Secaos la cara con una toalla limpia que solamente utilicéis para vosotras mismas y solamente para vuestra cara. Chizu Saeki También recomienda aprovechar el momento de la ducha para hacer las exfoliaciones semanales, ya que en ese momento el vapor nos abre los poros.

El capítulo sobre las mascarillas caseras es uno de mis favoritos. Saeki aconseja hacerse mascarillas hechas a base  de  tissues o algodón extrafinos impregnados en agua,  más unas gotitas de vuestro tónico favorito. En Muji por ejemplo (es donde yo los compro), venden un algodón en paquetitos de diez unidades, que sirven para preparar mascarillas oculares, faciales, de mejillas, en la zona T, etc…

El precio de estos paquetitos es de dos euros aproximadamente por lo que la inversión es mínima y los resultados son máximos. (En casa somos fans de estas mascarillas. Ayer mismo, mi hija y su novio quedaron contentísimos después de una sesión con unas mascarillas hidratantes y refrescantes….) Si os apetece seguir el «paso a paso» según Chizu os animo a ver el siguiente video:

Si os interesa, Chizu Saeki tiene muchísimos más consejos sobre cómo cuidar la piel, y la mayoría de ellos no implican hacer ninguna inversión especial, sino adaptar los productos que ya tenemos para sacar el máximo partido de nuestra piel sin tener que gastar un dineral en tratamientos….

La única pega es que el libro está en inglés, y si lo queréis adquirir deberéis hacerlo a través de Amazon a un precio aproximado de 15 dólares USA  (Al menos yo lo conseguí así..). Si lo hacéis por la vía ordinaria, el libro tardará unas tres o cuatro semanas en llegar a vuestras manos!!!  (Otra desventaja, ya que no lo podréis poner en el árbol de Navidad para nadie…)

¿Habíais oído hablar de Chizu Saeki? ¿Conocéis algún ritual de belleza casero en el que la inversión tenga que ser mínima? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog o en el blog de Hola.com

Besos desde mi blog!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Fuente: Vía