Las zonas como el michelín o las cartucheras, se convierten en un verdadero problema para muchos hombres y mujeres, al ser partes en las que la grasa se concentra y donde es muy difícil eliminarla, sólo con ejercicio o dieta.

Varias de vosotras me habéis preguntado sobre las nuevas técnicas más efectivas para reducir la grasa localizada o celulitis.

He lanzado la pregunta a la Doctora Natalia Ribé de Directora  del Institut Dra. Natalia Ribé, la cual me ha explicado que para reducir la grasa localizada, ella realiza el tratamiento de Intralipoterapia con Aqualyx.

Según la Dra. Natalia Ribé, los resultados son mejores, más rápidos y espectaculares en comparación con la cavitación, que es un procedimiento mucho más lento para obtener resultados visibles y se necesitan más sesiones (resultando más caro a medio plazo).

¿Pero? ¿En qué consiste la intralipoterapia? Este nuevo tratamiento de se caracteriza por una primera infiltración de un nuevo producto, Aqualix®, mediante la novedosa técnica de intralipoterapia, tras la cual se realiza una sesión de ultracavitación.

Aqualix® es una solución acuosa con una base gelatinosa, biocompatible y totalmente reabsorbible, indicada para el tratamiento localizado de adipocitos. Con este producto se consigue la reducción no quirúrgica de grasa localizada y la celulitis en zonas como el abdomen, los flancos y las caderas.

El producto se infiltra con una técnica especial, la intralipoterapia, que, “consiste en un único pinchazo por zona, con una aguja fina y larga que permite repartir el Aqualix® de forma homogénea”.

Al inyectar el Aqualix® mediante la intralipoterapia se produce una hinchazón del tejido, que permite que los ultrasonidos que se aplicarán externamente sobre la piel produzcan una microcavitación en el área que intensificará el drenaje de los fluidos presentes en la zona tratada.   (Precio: a partir de 300 € por zona.)

¿Qué os parece este tratamiento de la grasa localizada sin pasar por el quirófano? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog