En verano hay muchas personas (sobretodo mujeres), que sufren de piernas cansadas, hinchadas y pesadas, entre otros síntomas.

Llevar tacones altos, cruzar las piernas cuando se está sentado o estar mucho rato de pie son algunos de los factores que  agravan el problema. La circulación se ralentiza y el flujo sanguíneo se estanca, pudiendo derivar a la larga en antiestéticas y molestas varices. (más vale prevenir que curar).

Para evitar la hinchazón, las piernas pesadas y cansadas, algunos consejos son:

1.- Seguir una alimentación sana y equilibrada con poca sal y azúcar.

2.- Comer mucha fruta y verdura. Evitar grasas y fritos.

3.- Beber un litro y medio de agua diariamente (8 vasos).

4.- No fumar. El tabaco dificulta la circulación sanguínea.

5.- Tomar algo de fibra diariamente.

6.- Practicar algún tipo de ejercicio diariamente en el que se ejerciten los músculos de las piernas. Caminar, correr, bicicleta, saltar a la comba, natación, etc..

7.- Evitar cruzar las piernas cuando estéis sentad@s.

8.- Evitar estar mucho rato de pie sin moverse.

9.- Aplicar duchas de agua fría en las piernas.

10.- Evitar la exposición al sol y demás fuentes de calor ya que esto tiene un efecto vasodilatador sobre los capilares sanguíneos lo que dificulta más la circulación.

11.- Masajear las piernas con geles de efecto frío, específicos para piernas cansadas.

12.- Poner las piernas hacia arriba, (encima del nivel del corazón), y relajarse durante al menos 20 minutos, (por ejemplo mientras véis la tele o estéis leyendo en el sofá), para estimular un buen retorno venoso.

¿Y vosotros tenéis algún truco especial que queráis compartir conmigo? 

Besos desde mi blog!!!