¿Sabéis que huevos compráis? Seguramente  no. A raíz de algunos etiquetados de cajas o productos a base de huevos de gallinas camperas o huevos de su “propia granja”, me ha picado la curiosidad para investigar sobre los huevos que se venden en España.

A veces pueden confundir al consumidor con frases como “huevos frescos” o “de granja” o bien con imágenes de gallinas en libertad en las cajas o envase.  Pueden ser huevos de gallinas enjauladas.

¿En qué repercute que las gallinas estén enjauladas?  Las jaulas impiden que las gallinas lleven a cabo sus comportamientos naturales. En ellas no pueden andar, extender sus alas, escarbar y picotera, tomar baños de polvo, hacer nidos, posarse en las perchas, etc….

Según las normativas europeas, las cajas de huevos y los mismos huevos deben indicar claramente como se crían las gallinas.  Por eso, es importante mirar las el código impreso en los huevos.

En cada huevo debes estar impreso un código que especifica el método de cría.

La clasificación establecida es la siguiente:

O =            Ecológico

1=            campero

2=            en suelo

3=            en jaulas

¿Qué implica esto para las gallinas?

En los huevos ecológicos (0) y camperos (1) las gallinas tienen acceso al exterior, a los nidos, así como la posibilidad de llevar a cabo comportamientos naturales.

Los huevos de gallinas criadas en el suelo (2) están criadas en espacios cerrados pero sin jaula. Tienen la posibilidad de llevar a cabo algunos comportamientos naturales.

Los huevos de gallinas enjauladas (3) están criadas en jaulas dispuestas en batería. En cada jaula, a veces apiladas para que ocupen menos espacio, hay cuatro o mas gallinas.  Dentro de estas jaulas, cada animal tiene un espacio menor a un DINA4, no pudiendo realizar ninguno de sus comportamientos naturales.

Desde que he conocido estos códigos, me estoy fijando al comprar y estoy viendo que casi todos los huevos que están en venta en las grandes superficies o supermercados llevan el número 3, incluso los que se venden como “huevos de granja” o huevos “con el sabor de antes”.

¿Y vosotros? ¿Qué huevos compráis? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en  mi blog

También podéis seguirme a través de Facebook