Desde tiempo inmemorial, algunas plantas se han usado con fines curativos y medicinales.

La utilización de las plantas medicinales y sus derivados con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para aliviar o para curar las enfermedades se denomina fitoterapia. Durante mucho tiempo, los remedios naturales, y sobre todo las plantas medicinales, fueron el principal e incluso el único recurso de que disponían los médicos.

A pesar de los múltiples beneficios, el uso de la fitoterapia sufrió un gran descenso al llegar el Siglo XX, debido al desarrollo de la química sintética y la producción de medicamentos, que en su momento ayudaron a curar diferentes enfermedades para las cuales las plantas no se habían mostrado totalmente eficaces.  Entre estos medicamentos cabe destacar algunos tipos de antibióticos.

A partir de los años setenta y debido a un creciente interés científico por parte de los investigadores, la fitoterapia volvió a resurgir con fuerza. (En países como Alemania y Francia, la fitoterapia suele ser usada como alternativa a los medicamentos).

Sin embargo y  a pesar de que han aumentado las investigaciones y estudios científicos de las plantas medicinales, todavía no se conocen muchos de los principios activos a los que deben las plantas sus extraordinarias cualidades.

En nuestro país, una de cada cuatro personas consume plantas medicinales para atenuar sus problemas de salud y de ellos, más del setenta y cinco por ciento dice estar satisfecha con los resultados.

¿Os gustaría conocer cuáles son las plantas medicinales más utilizadas y cuales son sus usos más habituales? (En caso afirmativo, lo dejo para otro post).

¿Habéis usado alguna vez la fitoterapia  como remedio para aliviar algún malestar de salud?