Quinoa, o quinua, significa en quechua ‘cereal madre’.

Se le denomina pseudocereal porque no pertenece a la familia de las gramíneas en que están los cereales «tradicionales», pero debido a su alto contenido de almidón su uso es el de un cereal, tratándose como tal.

La quinoa fue cultivada en los Andes peruanos, ecuatorianos y bolivianos desde hace unos 5.000 años, y todavía sigue siendo uno de sus principales alimentos en Chile, Perú y Bolivia, entre otros.

La quinoa posee los 10 aminoácidos esenciales. El promedio de proteínas en el grano es de 16%, pero puede contener hasta 23%, esto es más del doble que cualquier otro cereal.

La grasa contenida es de 4 a 9%, de los cuales la mitad contiene ácido linoleico, esencial para la dieta humana. También contiene un alto nivel de calcio, fósforo, hierro, y vitaminas del grupo B, y C. En contenido nutricional de la hoja de quinua se compara a la espinaca.

Todo ello contribuye a que la quinoa sea un alimento muy completo, muy indicado en dietas vegetarianas y macrobióticas, así como en la dieta de niños y personas mayores, debido a su gran digestibilidad.

Mejor adquirir la quinoa en tiendas de alimentación natural y dietética y a poder ser que provenga de cultivos biológicos.

Antes de cocerla es mejor lavarla, para que no produzca espuma saponaria durante la cocción.

La quinoa se cocina igual que el arroz, dos medidas de agua por una de de quinoa, y fuego lento, hasta que el agua se consuma.

Otra manera de cocinarla es en abundante agua hirviendo, pasar a fuego lento, tapar la cacerola, y esperar de 12 y 15 minutos.

Si previamente doramos la quinoa en una sartén con aceite, removiendo sin cesar, y luego la cocemos siguiendo el proceso explicado, adquirirá matices de avellanas y nueces. Exquisita.

Otra manera de prepararla, es una vez cocida, mezclarla y saltearla con verduritas previamente doradas en una paella con un poquito de aceite de oliva.

Como curiosidad, la sal debe ser añadida una vez acabada la cocción. Os aconsejo que más bien pongáis poca, y vayáis rectificando, por si acaso.

Ya me explicaréis vuestros trucos de cocina con la quinoa!!!!

Besos desde mi blog!!!!!