Se ha hablado mucho de la rosa mosqueta para su uso externo, pero se ha comentado muy poco sobre las propiedades de la misma para su uso interno.

Hace unos días me regalaron una muestra de aceite de rosa mosqueta 100% natural y biológica, para que probase sus poderes regenerantes y nutritivos sobre mi piel.

Mirando la forma de uso en el envase, cuál fue mi sorpresa que además de su uso externo se podía usar (o tomar) por vía oral. Curioso. ¿No? Al menos para mí lo fue.

La Rosa Mosqueta se ha convertido en un componente habitual en muchos cosméticos por sus propiedades nutritivas, cicatrizantes y antioxidantes.

Sin embargo no es habitual encontrar productos como el aceite de Rosa Mosqueta de Farmacias Ecoceutics  (es el producto que probé), que tengan una concentración del 100% de aceite puro, avalado con la certificación de producto de la agricultura biológica, que pueda ser usado tanto para uso externo como para uso interno.

Para uso externo, el aceite de Rosa mosqueta está recomendado especialmente en el caso de pieles sensibles, irritadas, deshidratadas, rugosas o secas.

Este aceite nutre, protege y regenera la piel con el fin de mantener el equilibrio hidrolipídico. Además, frena el envejecimiento cutáneo y ayuda a reparar la piel, siendo especialmente indicado para tratar cicatrices recientes o quemaduras.

El aceite de Rosa Mosqueta Ecoceutics es muy ligero y se absorbe rápidamente  en la piel (no la deja nada pringosa, completamente al revés, queda tersa y suave).

Si se desea (yo lo hago a veces), se puede acompañar con algún aceite esencial (yo uso el de lavanda), o bien se puede añadir unas gotas de este aceite en la crema habitual para enriquecerla y beneficiarse de sus propiedades nutritivas y regenerantes.

Solo hay un pero, (siempre tengo alguno), pero es recomendable no usarla sobre los cutis grasos, ya que a pesar de no ser nada grasa y de absorberse rápidamente, los cutis grasos aunque sean sensibles (como el mío) se notarán demasiado pesados con este aceite (lo digo por experiencia propia).

Según mi experiencia, para las pieles grasas no hay nada mejor que el gel de rosa mosqueta que uso para casi todo: desde irritaciones, quemaduras, aftersun, o hasta como serum para mi cutis.

En cuanto al aceite de rosa de mosqueta para su uso por vía oral, para mí ha sido un gran descubrimiento. Desde entonces, tomo media cucharadita diaria, aunque es pronto para comentaros los resultados. (Normalmente hay que esperar un par de meses hasta notar los efectos benéficos por vía interna).

No os estoy animando a que os toméis cualquier aceite de rosa de mosqueta por vía oral. Ni mucho menos!!!! Este es el primero y único que he visto que cumpla ambos requisitos y funciones.

Sobretodo, y si queréis probar el aceite de rosa de mosqueta por vía oral, antes de comprar un producto, leed las instrucciones y verificad con el farmacéutico o dietista, que el producto cumpla que vais a adquirir esté destinado para esta función.

Por cierto, después de indagar un poco más he descubierto que también se comercializa té de rosa mosqueta y aceite de rosa mosqueta en capsulas para tomar (ya hablaré de ello en otro post). ¿Y vosotros?

¿Habéis comprado alguna vez aceite de rosa mosqueta para tomar? ¿Lo usáis como embellecedor o reparador de vuestra piel? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog