No hay reunión, cita o encuentro en el que vaya, en donde no se hable de la Dieta Dukan.

Una de cada diez personas que conozco la sigue, la ha seguido, o la quiere seguir. Para bien o para mal, hay que reconocer que esta dieta está de actualidad.

Mi opinión sobre ella no ha cambiado (bueno, un poco sí, pero negativamente).  Creo que es una dieta desequilibrada, ya que al ser hiper proteica hay una importante carencia de hidratos de carbono y grasas, poniendo al organismo en una situación de estrés mediante una cetosis, sometiendo al hígado y al riñón a un sobre esfuerzo para eliminar los residuos producidos por el metabolismo de las proteínas.

Además de ser una dieta aburrida por la gran limitación de alimentos que se pueden comer, la dieta Dukan provoca estreñimiento, falta de vitaminas y minerales, por lo que se deben tomar suplementos alimenticios para compensar esta carencia.

Si tenéis en cuenta que se deben consumir grandes cantidades de carne, pescado y marisco, además de la complementos nutricionales que se deben comprar en farmacias y/o  tiendas dietéticas, os daréis cuenta de que seguir esta dieta no es nada barato.

Por otra parte, su efectividad es relativa, ya que a corto plazo, si que favorece una rápida pérdida de peso, pero cuando se deja de seguir este sistema de alimentación, se vuelve a ganar peso con mucha facilidad (efecto yo-yo).

Hay un artículo titulado “Dieta Dukan: más peligros que milagros”, publicado en la web de la OCU, (Organización de Consumidores y Usuarios), en el que se habla de los riesgos y pormenores de esta conocida esta dieta “radical” (como ellos la denominan).

A pesar de todo lo comentado, si todavía tenéis pensado seguir el método Dukan, es imprescindible que sea bajo supervisión médica.

¿Y vosotros? ¿Cuál es vuestra opinión sobre la Dieta Dukan? ¿Creéis que es peligrosa? ¿O por el contrario, os parece atractiva? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog