Hoy me apetece acabar la semana con un “duelo épico” que se nos planteó en casa ayer por la noche. ¿Nocilla o Nutella? ¿Cuál es mejor?

Yo no puedo ser neutral en este juicio, ya que adoro el chocolate, por lo que me quedo con las dos. Cualquiera de ellas, Nocilla o Nutella, untadas en pan, tostadas, galletas, crêpes, o en lo que sea… da igual…. son un auténtico vicio….

Aunque puestos a elegir, me quedo con la Nocilla ¿Porqué?

La Nocilla me transporta a mi infancia.  Mi madre (como supongo muchas de las vuestras) compraba Nocilla y coleccionaba los diferentes envases de edición limitada que se iban lanzando al mercado: tazas, vasos y hasta tarros herméticos con diversas decoraciones, ¿Los recordáis? 

Todavía conservo algunos de esos envases de los años 70. (Me considero bastante cuidadosa con todas mis cosas y las cuido con cariño a lo largo del tiempo).

El sabor de la Nocilla, según mi gusto, es más dulce que la Nutella. Mi hija está de acuerdo conmigo. Ella adora la Nocilla, y en especial la Nocilla blanca. No sé porque, pero casi todos los niños la adoran. ¿Quién no ha sucumbido a un bocadillo de Nocilla?

Según nuestra opinión, la Nutella tiene el sabor de la avellana más concentrado y menos dulce que la Nocilla. Y que yo sepa, nunca he visto Nutella de dos colores (eso no significa que no exista ¿eh?,  ¿alguno de vosotros jamás ha probado la Nutella blanca? ).

Siguiendo con la discusión, eso es lo que hizo que mi amiga y su hija se decantasen por la Nutella. Según ellas, su sabor es menos “azucarado” y su textura más ligera.

Por mi parte, de la Nutella, me encanta el formato extragrande de cinco kilos que se puede encontrar, sobretodo en algunos restaurantes italianos. (Soy una admiradora de los “packagins extrasize”, a poder ser coleccionables y éste lo encuentro “devoradoramente” atractivo.. Ufff… un placer sin fin!!!… )

¿Y vosotros? ¿Con cuál os quedáis vosotros? ¿Nutella o Nocilla? 

Besos desde mi blog!!!