¿No os gustaría tener un interruptor, mediante cuya presión pudieseis desconectar del trabajo, los niños, la familia o los problemas cotidianos? No, todavía eso no existe, (al menos que yo sepa), pero cambiando algunos detalles de vuestra vida diaria podréis aprender a llevar un estilo de vida más relajado.

Practicar algún deporte, hacer yoga, escuchar música, pintar un cuadro, leer un libro o meditar durante unos minutos cada día, pueden ser algunas de las cosas que pueden ayudaros a desconectar de vuestras preocupaciones, aunque solo sea por un rato.

Diversos estudios han demostrado que practicar alguna técnica de meditación a diario, ayuda a oxigenar  el cuerpo, mejorando la respiración, y contribuyendo a disminuir  el nivel de estrés y los radicales libres, uno de los principales enemigos de nuestro sistema inmune.

¿Por qué no intentáis llevar un ritmo de vida más relajado? Haced una pausa diaria, aparcando vuestros problemas en un cajón, y dedicaros durante ese lapso de tiempo a hacer cosas divertidas.

Además de meditar, reír y todo lo que os haga reír os ayudará a desconectar de las preocupaciones y contribuirá a mejorar vuestra salud. Está garantizado!!!

Mi sugerencia: id al cine o al teatro (pero para ver alguna comedia), quedad con vuestros amigos, bailad, o jugad a una “guerra de cosquillas” con vuestros hijos, hermanos, sobrinos, padres o amigos…. Todo vale!!!

¿Y vosotros? ¿Qué cosas divertidas soléis hacer? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog o en el foro de Hola.com