Los egipcios ya utilizaban la música como agente para curar el cuerpo, calmar la mente y purificar el alma. En la actualidad la terapia con música, es decir, la Musicoterapia se practica como tratamiento en trastornos neurológicos como el alzheimer, la depresión, la demencia, etc y más recientemente se han visto sus efectos en patologías más comunes  como el estrés, los dolores crónicos, las lesiones físicas, etc.

musicoterapia2

La música es una forma de estimulación sensorial que provoca respuestas debido a la familiaridad, la previsibilidad y la sensación de seguridad que están asociadas a ella.

La Musicoterapia clínica consiste en el uso de la música en programas personalizados, enfocados hacia la mejora física, psicológica y cognitiva y/o social de pacientes de todas las edades, desde una perspectiva terapéutica.

musica1

Tras años de estudios se ha demostrado como las intervenciones musicoterapéuticas pueden ayudar a:

 

  • Promover el bienestar general
  • Manejar el estrés y reducir la ansiedad
  • Aliviar el dolor
  • Mejorar la respiración
  • Equilibrar la presión arterial, reducir la frecuencia cardíaca y mejorar el gasto cardíaco
  • Expresar sentimientos y mejorar la comunicación
  • Mejorar la memoria
  • Promover la rehabilitación física
  • Relajar la tensión muscular

La Dra. Laura Coloma es una de las primeras especialistas que ofrece la Musicoterapia clínica, incorporando a musicoterapeutas profesionales en su consulta, como tratamiento con el que ayudar a sus pacientes a alcanzar un óptimo estado de salud gracias a un proceso sistemático de intervención dónde el musicoterapeuta utiliza las experiencias musicales y las relaciones que evolucionan por medio de ellas, como fuerzas dinámicas de cambio.

musica3

El primer paso al considerar la musicoterapia, es individualizar los objetivos basándose en las necesidades de cada paciente. En la Consulta de la Dra. Laura Coloma realizan una entrevista previa con el paciente con el fin de recoger la máxima información sobre su dolencia y marcar que puntos hay que trabajar para obtener los resultados deseados. “Al paciente se le pregunta acerca de sus gustos musicales, y también sobre los sonidos que no le gustan o que le provocan malestar para que el repertorio musical sea el más afín y atractivo para cada persona” nos explica la Dra. Coloma. A partir de aquí se estudia el área física, emocional y cognitiva del paciente.

Una vez se ha realizado el diagnóstico del paciente el musicoterapeuta pasará a aplicar las diferentes técnicas de Musicoterapia:

–       Audición, relajación y baños sonoros: Escuchar música específicamente seleccionada, presentada en vivo o grabada, en función de los parámetros musicales, la preferencia del paciente y los objetivos terapéuticos.

–       Movimiento y Danza: Ejercicios físicos dirigidos o semidirigidos para estimular y/o liberar y canalizar tensión muscular y promover la expresión a través del cuerpo.

–       Improvisación Vocal e Instrumental: Utilización de la voz y/o instrumentos musicales para expresar a nivel no verbal los sentimientos y potenciar la creatividad  y espontaneidad compartida.

–       Canto: Utilización de la canción y ejercicios vocales como medio de expresión y canalización de tensiones internas.

El paciente no precisa tener ningún tipo de conocimiento musical, aunque en el caso de tocar algún instrumento, lo compartirá con el profesional.

Durante las sesiones de Musicoterapia es muy importante y significativo el concepto de lo que es música y lo que no lo es (y es solo un ruido para el paciente). Si bien la estética musical es importante para la persona, el éxito de esta terapia se encuentra propiamente en el proceso musical para ir alcanzando los objetivos terapéuticos.

musica4

El tratamiento de Musicoterapia de la Consulta de la Dra. Laura Coloma se inicia con un periodo de evaluación de 4 sesiones, a partir del cual se establecen los objetivos a trabajar. El programa consiste en un mínimo de 12 sesiones, establecidas de forma semanal, en un periodo de tres meses aproximadamente. Al final de cada terapia se realiza una revisión y se plantea la continuación o conclusión del tratamiento.

Gracias a la Musicoterapia hemos podido trabajar el dolor en patologías como la fibromialgia, controlar el estrés en pacientes con mucha ansiedad, mejorar la memoria en ancianos, etc. Es una terapia que interviene en el área física, mental y emocional, y que ayuda a cambiar los patrones propios de cada uno” nos concluye la especialista en Medicina Natural, la Dra. Laura Coloma.

La Musicoterapia clínica también es de gran utilidad en los niños y jóvenes. Se utilizan actividades musicales para fomentar el desarrollo de las habilidades motoras, comunicativas, cognitivas y sociales, ayudándoles a:

  • Agilizar la respuesta motora
  • Abrir canales de comunicación
  • Favorecer el aprendizaje de conceptos académicos
  • Fomentar la conducta social
  • Subir la autoestima y la confianza

Como detalle importante, y por si estáis interesados en profundizar más sobre el tema, es importante tener como referencia que los musicoterapeutas de la Consulta de la Dra. Laura Coloma están acreditados con titulación académica y profesional por la Universidad Ramon Llull y la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y cuentan con una amplia experiencia en los entornos de la salud integral y la educación.

¿Y vosotros? ¿Qué os parece la terapia clínica con música para mejorar la salud y promover el bienestar general del organismo? ¿Habíais oído a hablar sobre el tema? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!