Consejos para cuidar de los oídos durante un viaje en aviónEn verano solemos viajar más, ya sea en coche, tren o avión. Los cambios de presión cuando vamos en avión pueden provocar trastornos que ocasionan dolor e incluso en algunos casos extremos, una pérdida de audición temporal.

¿Creéis que estoy exagerando? No, no es así, por lo menos, yo me incluyo dentro del grupo de las personas que sufren a veces de los oídos cuando van en avión.

Debido a la vuelta que hacen los aviones cuando toman la posición para aterrizar en la pista en el aeropuerto del Prat en Barcelona, algunas veces, y quizá por la sensibilidad de mi oído izquierdo a los cambios de presión, a menudo sufro las consecuencias si no tomo algunas precauciones.

Para ser más específicos, este trastorno en los oídos se denomina barotraumatismo y suele ser un trastorno que no reviste gravedad, pero sí puede llegar a ser muy molesto, y que queréis que os diga, hasta puede llegar a amargar las vacaciones.

Lo más frecuente es que se produzca dolor o pérdida de audición temporal, síntomas que suelen desaparecer en cuestión de horas. Sin embargo, en algunas ocasiones estas molestias pueden prolongarse y, en casos más graves, (no quiero atemorizaros, pero puede llegar a suceder) puede provocar una perforación del tímpano y derrame del líquido del oído o hemorragias.

Consejos para cuidar de los oídos durante un viaje en aviónActualmente las cabinas de los aviones están presurizadas para evitar cambios bruscos de presiones, sin embargo esto no siempre es evitable y, especialmente durante el descenso, es probable que se produzca sensación de taponamiento en los oídos.

Esta sensación se produce  porqué normalmente en el oído medio el aire es absorbido y expulsado constantemente por la acción de la trompa de Eustaquio, así la presión de los oídos permanece equilibrada con la atmosférica. Si este proceso no se produce es cuando sentimos taponamiento.

Las personas que están resfriadas o padecen alergias son más propensas a sufrir en algún momento este tipo de trastornos, ya que suelen padecer obstrucción nasal y eso aumenta las posibilidades de sufrir molestias en los oídos por los cambios de presión. También se ha de tener especial cuidado cuando viajamos con niños.

Ahora, con las vacaciones de verano encima, mucha gente se dispone a viajar en avión, GAES Centros Auditivos, como especialista en audición nos proporciona una serie de consejos para que nuestra salud auditiva no se resienta cuando viajamos:

  1. Si vais a viajar con un fuerte catarro o sufres alergia o sinusitis, consultad antes con un especialista y así os podrá asesorar sobre las precauciones que debéis tomar para evitar posibles molestias durante el viaje. Si es necesario podrá prescribiros un descongestionante nasal si no hay contraindicaciones para su uso.
  2. Antes del vuelo es conveniente que descongestionéis la nariz.
  3. Intentad no dormir durante el despegue y el aterrizaje.
  4. Es recomendable mascar chicle, bostezar y tragar, ya que la deglución ayuda a activar los músculos encargados de la apertura de la trompa de Eustaquio y a destaponar los oídos. (Es uno de mis trucos que siempre suelo utilizar)
  5. Procurad beber mucha agua durante el vuelo.

Si a pesar de tomar estas precauciones notamos molestias durante el viaje, podéis realizar el siguiente ejercicio:

  • Tapad con los dedos vuestra nariz.
  • Tomad una bocanada de aire.
  • Expulsad el aire por la nariz suavemente usando los músculos de los carrillos y la garganta para abrir los orificios y separar los dedos de tu nariz.
  • Si oís un click en vuestros oídos es que la maniobra ha sido efectiva.
  • Haced esta maniobra varias veces durante el descenso, siempre de forma suave para evitar lesionar los tímpanos.

En el caso de niños pequeños, para evitar posibles daños es recomendable durante el descenso alimentarlo o que tenga el chupete, para así aumentar la deglución, y evitar que duerma.

Y si después del viaje continuáis notando molestias en vuestros oídos, acudid a un médico especialista otorrinolaringólogo. Las bajas presiones de forma continuada en los oídos pueden producir acumulación de cerumen y provocar otitis.

Espero que estos consejos os sean de utilidad en el caso de que tengáis previsto viajar en avión durante estos días. ¿Cuál es vuestro destino de vacaciones? ¿Soléis tener problemas con los oídos cuando viajáis en avión? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook