Un Power Plate es una máquina deportiva de entre 1’50 y dos metros de altura, que consiste en una columna con asas, y de una plataforma, elevada de unos 30 cm del suelo, que vibra.

Un Power Plate es un tipo específico de máquina de fitness, que deriva su nombre de la marca Power-Plate®, registrada por una empresa británica.

En la década de los sesenta del siglo XX realizaron en la URSS los primeros experimentos con máquinas de vibración para muscular el cuerpo.

En la década de los setentas, estos experimentos fueron probados con éxito sobre cosmonautas, para conseguir mejorar sus capacidades físicas en situaciones de falta de gravedad.

En 1998, el entrenador y preparador físico neerlandés Guus van der Meer adopta la idea y la integra en sus programas de trabajo con atletas y deportistas. El mismo diseña la máquina y la patenta, con el nombre de Power-Plate®, en 1999.

Según su propia empresa, sus máquinas se distribuyen en 40 países del mundo

Acualmente se utilizan en los entrenamientos de alta competición, tanto para mejorar la capacidad de movimiento y estabilidad en el calentamiento físico, como para mejorar la fuerza y maximizar los niveles de rendimiento, proporcionando el nivel adecuado para la competición.

Desde hace unos años se han empezado a instalar en los gimnasios, como complemento a las sesiones de fitness habituales.

Las máquinas Power Plate® son eficaces debido a que su plataforma vibratoria activa de forma natural las contracciones musculares reflejas, con importantes resultados en deportistas y entusiastas del fitness de todas las edades.

Un entrenamiento regular con la power plate te puede ayudar a:

Aumentar la musculatura para mejorar la fuerza y la potencia global

Incrementar el metabolismo para mejorar la composición corporal.

Estimular la liberación hormonal especialmente la hormona del crecimiento humano, para aumentar la fuerza

Mejorar la fuerza y la estabilidad central para mejorar la eficacia del movimiento y reducir la tensión en las articulaciones

Acelerar la recuperación y regeneración mediante aplicaciones pasivas (como estiramientos y
 masajes) para calentar los músculos más rápidamente y mejorar la capacidad de movimiento.

Esta lista de beneficios no es en modo alguno exhaustiva, pero sirve para demostrar que 15 minutos de ejercicio en la Power Plate, tres veces por semana, pueden hacer mucho más que mejorar la salud y la forma física.

Contraindicaciones

Embarazo • Trombosis venosa profunda (TVP) / trombosis • Enfermedades cardiovasculares • Heridas recientes de una intervención quirúrgica • Prótesis sintéticas/artificiales de articulaciones • Hernia aguda / discopatía / espondilólisis • Diabetes grave • Epilepsia • Enfermedades agudas / procesos inflamatorios • Migraña grave • Marcapasos • Implante reciente de DIU, espirales, clavos, pernos o placas de metal • Tumores • Problemas/disfunción de la retina.

Curiosidades´

Por último y como curiosidad, la cantante Madonna es una gran aficionada y propagadora de esta máquina, ahí ya sabemos otro de sus «truquitos» para tener ese cuerpo tan fibroso.

Besos desde mi blog!!!!