El Kranking es un nuevo método de entrenamiento cardiovascular centrado en las extremidades superiores y el tronco, que mejora la resistencia cardiovascular y fortalece las abdominales.

El «krankcycle» es una especie de bicicleta para ser utilizada con las manos. De esta manera los brazos y el tronco son los únicos responsables del movimiento en esta nueva actividad, mientras que las piernas permanecen inmóviles, lo que hace aconsejable esta actividad para aquellos que tienen alguna limitación física, como personas en silla de ruedas o mujeres embarazadas. (la nadadora Gemma Mengual, que actualmente está en su tercer trimestre de embarazo,  recomienda la práctica del kranking, dentro de las actividades deportivas aptas para las embarazadas).

En una sesión de kranking se pueden quemar unas doscientas calorías. Sí, ya sé que parece mentira, pero es así.  Al ser los músculos de los brazos mas pequeños que los de las piernas, el numero de calorías que se quema es menor en el mismo periodo de tiempo que en otra actividad en la que la musculatura implicada sea mayor.

 Las zonas que se trabajan más son los brazos, los hombros, la espalda, las lumbares y los abdominales.

Para obtener una tonificación global del cuerpo, lo ideal es practicar una sesión de veinte minutos de kranking más una sesión de spinning clásico de 35 minutos.

Este nuevo método de entrenamiento reduce la presión sanguínea, incrementa el ‘colesterol bueno’, aumenta la función del corazón, evita que se formen trombos, disminuye la frecuencia cardíaca en reposo, aumenta el volumen sanguíneo por un mayor regreso venoso y mejora el transporte de oxígeno, gracias al aumento de glóbulos rojos.

¿Qué os parece el kranking? ¿Lo habéis probado? 

Besos desde mi blog!!!!