El Body Pump es un sistema de entreno creado en Australia en 1995 por la cadena Les Milles International (que se imparte en los mejores centros de fitness de todo el mundo),

En él,  se combinan ejercicios de tonificación muscular al ritmo de una coreografía que se va renovando cada tres meses, a través de una formación que reciben los instructores formados en el sistema BTS (Best Training System).

Durante una sesión de Pody Pump se realizan diversos ejercicios destinados a reforzar y tonificar los diferentes grupos musculares, permitiendo ganar acondicionamiento cardiovascular, quemar grasa (y calorías), y estilizar la figura (al fortalecer la musculatura y reducir la grasa corporal.

De esta manera se puede observar un aumento del tono muscular, evitando la flacidez corporal, pero sin desarrollar la masa muscular en proporciones exageradas (no es ese el objetivo).

Las clases se suelen dividir en 10 temas o tracks, destinados a trabajar cada una de las partes del cuerpo (piernas, glúteos, pectoral, espalda, hombros, bíceps, tríceps, y abdominales).

Todos los ejercicios se realizan con una resistencia añadida, ya sea una barra y unos discos de peso variable, (en función de cada ejercicio y de la capacidad de cada persona), que posibilitan trabajar a las diferentes cadenas musculares con mayor intensidad.

Realizando una o dos clases a la semana se pueden empezar a notar los siguientes resultados con relativa facilidad:

Estilizar y modelar la figura

Mejorar la postura de la espalda

Ganar fuerza y resistencia

Activar y acelerar el metabolismo de las grasas

¿Y vosotros? ¿Habéis practicado alguna sesión de Body Pump? ¿Qué os ha parecido? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog