Para mí, (supongo que también para muchos de vosotros) ya ha vuelto la “época de los tés”!!  Después de los “calores” de julio y agosto, vuelve a apetecer tomar un té calentito (que no hirviendo) a media mañana, a media tarde o a cualquier hora!!

Hoy voy a hablaros de un WELLNESS TEA (té del bienestar) más conocido como té del  FENG SHUI.

Feng Shui literalmente significa  ‘viento y agua’ y es un sistema ancestral de estética chino que pretende utilizar las leyes del Cielo (astronomía) y la Tierra (geografía) para ayudar a mejorar la vida recibiendo “chi” (centro de energía positivo).

El Feng Shui tiene el objetivo de crear armonía entre los seres humanos y su entorno. Para crear este «Chi» (flujo natural de energía positiva), es necesario el perfecto equilibrio de nuestro ser con los cinco elementos: madera, fuego, tierra, metal y agua. Según el Feng Shui, los elementos están representados por los colores: verde, rojo, amarillo, plata y azul, así como por las formas: trenzado, puntiagudo, plano, redondo y rizado, los cuales están todos representados en nuestra mezcla.

El té del Feng Shui contiene cuatro de los cinco elementos anteriormente citados, Madera, tierra, fuego y metal, simbolizados por los componentes a infusionar.

El quinto elemento, el AGUA, será añadido por vosotros mismos, en el momento de realizar la infusión.

Los ingredientes (pueden variar ligeramente a vuestro gusto), que he puesto como referencia, son los de amor por el té: trozos de manzana, bayas de goji, fruta del dragón, limonaria, grosellas negras, hojas de ortiga, cáscara de naranja, hojas de eucalipto, ralladura de zanahoria, brotes de maíz, caléndula, aroma natural.

La limonaria es digestiva, estimulante y sirve para combatir los catarros. (Alivia el estreñimiento, algunos problemas estomacales y es excelente para las afecciones bronquiales).

La fruta del dragon conocida por sus propiedades antioxidantes.

Las hojas de ortiga son depurativas y diuréticas.

La Caléndula es antiinflamatoria y antiséptica.

Las Bayas de Goji, también conocidas por sus múltiples virtudes, entre ellas las antioxidantes.

La Grosella negra aporta muchos aceites volátiles y taninos. (protector contra enfermedades del corazón y problemas circulatorios).

¿Qué ingredientes añadiríais vosotros para preparar vuestro “té del Feng Shui” personalizado?