Después de las merecidas vacaciones de verano, es conveniente poner a punto nuestro organismo, con ejercicio y una dieta adecuada, con el fin de prepararnos para el otoño e invierno, época del año en que nuestras defensas pueden bajar y estamos más susceptibles a los virus, resfriados y gripes.

 

Mi propuesta para ello es:

3 horas a la semana de ejercicio cardiovascular (bicicleta, correr, aerobic, baile) y tonificación (pesas, fitness, aparatos).

1/2 hora diaria de estiramientos y/o yoga, pilates.

1 hora a la semana de natación y/o aquagym.

Como complemento al ejercicio es preferible hacer una dieta sana y equilibrada.

Verdura, ensaladas, fruta, pasta, legumbres, patatas, carne blanca, pescado, leche y huevos tienen que ser la base de nuestra dieta diaria.

Se deben evitar los embutidos, las grasas animales, los fritos, la comida precocinada, la bollería, y todos los productos que contengan grasas hidrogenadas, conservantes, estabilizantes, etc… en definitiva, casi todos los E-…. (ver los envoltorios de los productos antes de comprarlos).

Beber mucha agua, te rojo y te verde nos ayudará a eliminar toxinas, y de paso a acelerar el proceso de pérdida de aquellos quilitos de más que hayamos cogido durante el verano, debido a los helados, las tapitas en la playa, los bocadillos, las patatas fritas, etc, etc.

En cuanto a nuestra piel, es conveniente hacerse un peeling para eliminar las células muertas de la piel, ayudándola a respirar y preparándola para su hidratación con una buena crema especifica para ello (a mi me encantan las hidratantes de Kiehl’s).

Más adelante, tomar un complejo vitamínico (aconsejado por un especialista), polen, propóleo o jalea real,(ya hablaré mas delante de ellos en otros posts) pueden acabar de obrar la maravilla!!!

Por último, os recuerdo que a partir del 15 de septiembre empiezan las clases de Pilates en nuestro centro de Barcelona, los martes y jueves por la tarde de 18.30 a 19.30!!!

 

Os deseo un feliz mes de septiembre a todos!!!!

Besos desde mi blog!!