ojos2¿Sabíais que durante la Navidad es la época en la que más maquillaje solemos utilizar?

Reuniones con los amigos, celebraciones, comidas y eventos navideños (incluyendo fin de año y Año Nuevo)  son citas en las que nos gusta arreglarnos y sentirnos guapas. Para ello, además de intentar lucir nuestras mejores galas (en vestuario), recurrimos al maquillaje, un gran aliado para mejorar nuestro aspecto y resaltar nuestra belleza.

Pero lo que aparentemente puede ser un acto inofensivo, debemos tener en cuenta que puede tener un efecto negativo en la salud de nuestros ojos si no se cumplen unas medidas de seguridad e higiene fundamentales. El uso regular de maquillaje puede tener consecuencias a largo plazo en los ojos, sobre todo en un ojo más sensible.  Nunca me cansaré de repetir, que la acción de desmaquillarse por la noche es obligatoria, sea la hora que sea, y lleguemos en el estado que lleguemos.

Si nos acostumbramos a realizar esta rutina diaria en condiciones y con los productos adecuados, nuestros ojos y nuestra salud nos lo agradecerán.

El Instituto Varilux nos ofrece unos onsejos básicos, a tener siempre en cuenta, para mantener la salud, belleza y cuidado de nuestros ojos:

Limpieza extrema: Es importante que tanto los envases de los cosméticos que utilicemos como la bolsa donde los guardemos estén siempre limpios. De esta forma, evitamos la contaminación con bacterias que pueden provocar una infección en los ojos.  Debéis lavaros  siempre las manos antes de aplicaros el maquillaje, así como también tenéis que cerrar bien los envases cuando terminéis de usarlos.

Elegir maquillaje de calidad:  Se deben evitar aquellos productos que tengan componentes químicos y materiales “pesados” como zinc, aluminio, disolventes o tintes industriales, etc. (Mirad que estos no estén en los ingredientes de vuestros productos de maquillaje). Si tenéis los ojos sensibles buscad productos elaborados a base de extractos naturales.

ojos1

– No humedezcáis los productos: Si veis que se han quedado resecos, no utilicéis agua y mucho menos saliva para humedecer los cosméticos de los ojos, podríais contaminarlos con bacterias.

Vuestros cosméticos son vuestros (y solo vuestros). No los compartáis (ahí insisto, haciendo hincapié en chicas jóvenes que les gusta compartir todo). Pues, ¡no!  Por razones de higiene, los cosméticos, especialmente los de los ojos, no deben compartirse. Si vais a probar una muestra en alguna tienda, hacedlo siempre con un aplicador desechable y probadlo siempre sobre la piel de la mano antes de aplicarlo en el ojo.

Si os causa irritación, ¡desechadlo!. Si algún producto os provoca irritación, alergia u os causa molestias en el ojo, se enrojece u os causa escozor, desechadlo sin pensarlo. Consultad con el especialista si la irritación del ojo persiste.

El maquillaje de ojos caduca: Sí, aunque no lo parezca, el maquillaje también caduca. Eliminad el bote del rímel después de 2 ó 3 meses o si el rímel ya está seco y grumoso. Sustituid  el resto cada seis meses.  (Sí, a pesar de que os duela en el corazón. Los maquillajes también tienen fecha de caducidad y usarlos en mal estado puede ser un gran error que vuestro rostro no os agradecerá).

– Cuidado con la temperatura: No dejéis los cosméticos en ningún sitio donde puedan estar expuestos al exceso de calor o frío, eso puede alterar su fórmula y la efectividad de los conservantes que contienen.

– Si tenéis una infección en los ojos, no os maquilléis: A pesar de estar tentadas a ello. Además, deberéis deshaceros de todos los productos que estábais usando cuando comenzó la infección y limpar escrupulosamente el neceser (si fuera el caso) para no volver a infectaros.

– Aplicad los productos correctamente: Muchas mujeres utilizan el lápiz de ojos por dentro de las pestañas. Esta forma de delinear no es aconsejable, ya que al entrar el producto en contacto directo con el ojo, puede propiciar la irritación de los mismos o la aparición de conjuntivitis y alergias.

ojos3

Si usáis lentillas: Los problemas que puede traer el maquillaje a la visión incrementan en las mujeres que usan lentes de contacto, ya que el maquillaje favorece las infecciones en la lentilla. Estas molestias abarcan desde la intolerancia a la lentilla hasta favorecer infecciones, que en los portadores de lentillas pueden llegar a ser más graves.

A la hora de desmaquillarnos: Irnos a la cama sin rastro de maquillaje en los ojos es fundamental, pero algunos productos desmaquillantes también pueden lastimar la piel de los parpados y afectar el lagrimeo de los ojos. Para evitarlo, debemos leer con detenimiento la composición, evitando aquellos que contengan alcoholes u otros componentes agresivos para la piel.

– Y siempre… Ante cualquier irritación o molestia consulta con un oftalmólogo para su exploración y tratamiento.

¿Y vosotras? ¿Soléis cuidar de la salud de vuestros ojos? ¿Os maquilláis cada día? ¿Habéis sufrido alguna vez de conjuntivitis? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook