Semillas de chía: Alimento de los guerreros aztecas

Las semillas de Chía tienen altísimos valores nutricionales y propiedades medicinales. Por siglos, esta diminuta semilla fue usada como alimentos principal por grupos indígenas al suroeste de Estados Unidos y México.

Los antiguos guerreros aztecas usaban estas semillas como un alimento de resistencia y alta energía, es más, se la conocía como “el alimento de caminatas”, ya que subsistían con la semilla de Chía durante sus conquistas.

La chía es una buena fuente de omega 3, que elimina la necesidad de utilizar antioxidantes artificiales como las vitaminas. De esta forma los antioxidantes de la semilla de chía le otorgan una enorme ventaja sobre todas las demás fuentes de ácidos grasos omega 3, ya que permiten que pueda almacenarse por años, sin que se deteriore ni enrancie el sabor, el olor o el valor nutritivo.

Su alto contenido en fibra (33,6%), permite aumentar el volumen del bolo fecal que transita por el tubo digestivo, lo que se debe principalmente a su capacidad para absorber agua. En consecuencia las heces se vuelven más voluminosas y suaves, debido a la mayor hidratación.

Además, el aumento del tamaño del bolo fecal estimula el tránsito intestinal, regula los movimientos intestinales, evitando el estreñimiento, y siendo recomendable también para aquellos que padecen el Síndrome del Intestino Irritable.
Las semillas de chía aportan los siguientes beneficios:

  • No posee gluten en su composición química por lo que es ideal para la alimentación de personas celiacas.
  • Nutricionalmente es una fuente de Omega 3
  • Contiene las siguientes vitaminas: Pro-vitamina A y  niacina
  • Minerales: calcio, hierro, fosforo, potasio, magnesio, y zinc
  • Contiene fibras solubles, antioxidantes naturales.
  • Tiene efectos laxantes.
  • Ayuda en casos de problemas gastrointestinales
  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol.
  • Reduce los niveles de los triglicéridos.
  • En diabetes usado como hipoglucemiante.
  • Hipotensor.
  • Utilizado para la pérdida de peso y obesidad.
  • Ayuda a  reforzar el sistema inmunológico.

Las semillas de chía se pueden consumir como método preventivo o para acompañar alimentos como por ejemplo el uso de muesli o nueces en yogurt o ensalada, pueden sustituirse o complementarse con semillas de chía molida.  La chía no tiene sabor desagradable, más bien al contrario.

Las semillas de chía se pueden encontrar enteras o molidas:

Semilla de chía entera: Remojar durante al menos media hora, en un vaso de agua, jugos naturales, leche o yogurt,  hasta la formación de gel o mucílago, remover antes de ingerir.

Semilla de chía molida: Es instantánea, no requiere remojo previo y se absorbe con mayor rapidez en el organismo. La semilla molida o triturada es la que tiene toda la fibra, en cambio la harina de semilla, pierde la fibra y varias de sus propiedades.

Para los más prácticos, acaba de lanzarse en el mercado un pan de molde con semilla de chía. (Ya os hablaré de ello en otro post).

¿Conocíais los beneficios de la chía? ¿Os gustaría saber más cualidades y beneficios sobre esta semilla tan apreciada por los aztecas?

0 comentarios en «Semillas de chía: Alimento de los guerreros aztecas»

  • el 23/12/2010 a las 18:12
    Enlace permanente

    En un supermercado me obsequiaron en promoción un producto denominado ALCACHOFASELTROX calificado de casi milagroso (término mío), cuyos contenidos principales eran chía, alcachofa y linaza de Canadá. No tenía dosificación, por lo que escribí al mail y me recomendaron tres tomas diarias de dos cucharaditas del contenido. La ingerí con dificultad porque contenía mucha chía en semilla. Probé dejarla remojando por 24 horas. Después de varios días me constipé, pero yo ni pensaba que era por la chía. Tuve que pujar mucho para evacuar y como resultado me salió una hernia. Me operaron la hernia pero seguía con el extreñimiento y ya no podía pujar para no abrir la herida. Tomé laxantes recomendados por el médico y nada. El peso de la materia fecal presionaba en la salida del intestino grueso y salía de poquito. Noté entonces en la materia fecal semillitas negras de un tamaño 4 veces mayor al de la chía. Con la hidratación las semillas de chía crecieron de volumen y es lo que me sigue ocasionando la obstrucción, ya que no termina de salir. Llevo 6 días en esta molesta situación.Se lo comunico para que incluyan en sus recomendaciones que la chía debe consumirse molida, nunca entera porque es tan pequeña que no se puede masticar y la gente tiende a tragarla. Muchas gracias.

    Respuesta
  • el 12/03/2011 a las 22:43
    Enlace permanente

    donde puedo comprar este producto ya que lo compraba en wualmar pero ya no lo venden radico en xalapa por fa diganme en que sentro comercial lo compro.

    Respuesta
    • el 13/03/2011 a las 11:15
      Enlace permanente

      Hola Abner. Puedes mirar en Internet (busca en google). Lamento no poder ofrecerte más ayuda, a no ser que lea este mensaje alguien que viva cerca o en tu ciudad, y pueda responder tu pregunta. Besos !!

      Respuesta
    • el 15/03/2011 a las 4:36
      Enlace permanente

      hola mira lo venden en la tienda que acaban de abrir en arco sur ahi esta el modulo

      Respuesta
  • el 16/04/2011 a las 20:06
    Enlace permanente

    hola amber mira yo compre ese producto en una farmacia que esta enfrente del modulo del ado que esta en el centro ahi en xalapa no recuerdo como se llama la farm. parece que premier o allgo asi me costo 100 pesos espero te sirva este dato saludos

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.