Para los que quieran disfrutar de una buena ensalada de invierno, nada mejor que la escarola, dado que su temporada propia es la época de invierno, ofreciendo todo su esplendor y mayor calidad, (aunque hoy día se puede encontrar en el mercado durante todo el año).

La escarola es una verdura que pertenece a la familia de las Asteráceas (Compuestas) Esta familia, cuyo nombre actual deriva del griego Aster (estrella), proporciona muchos tipos de hortalizas de diversas especies: de hoja (achicoria, lechuga, endibia, escarola), de flor (alcachofa) o de tallo (cardo).

Por su peculiar sabor dulcemente amargo, resulta muy sabrosa acompañada con el clásico aderezo  de aceite, mostaza, vinagre y sal. La escarola combina muy bien con ajos, cebolla, apio, cítricos y frutos secos.

El agua, como en casi todas la verduras, es el elemento que predomina en la composición (en un 94%). En ella están disueltas pequeñas cantidades de vitaminas hidrosolubles: B1, B2, C, folato (es la verdura más rica en esta vitamina, con diferencia sobre el resto) y en menor proporción beta-caroteno (provitamina A), así como minerales como el calcio, el magnesio, el hierro, el zinc y el potasio, éste último el más abundante.

El calcio y el hierro contenidos en la escarola a pesar de su abundancia, no se asimilan muy bien porque la fibra de la verdura en general, interfiere en la absorción a nivel intestinal. Por ello, las cantidades de estos minerales aportadas por cualquier vegetal no son comparables con las de los alimentos de origen animal (lácteos, carnes o pescados).

Por otra parte, las hojas de la escarola contienen intibina, compuesto responsable de su sabor amargo y de los beneficios digestivos que se le atribuyen a esta verdura

Propiedades de la escarola:

Es beneficiosa para el sistema digestivo, páncreas y funciones biliares.

Favorece transito intestinal (laxante)

Es diurética

Es beneficiosa para el sistema inmunológico: formación anticuerpos, producción de glóbulos rojos y blancos.

Aumenta la resistencia a las infecciones.

Ayuda a la elaboración de enzimas hepáticas, hormonas sexuales y suprarrenales.

Rica en nutrientes que favorecen al cabello, colágeno, piel, dientes y huesos.

Anticancerígena
Alimento recomendado para las embarazadas, por su aporte en nutrientes

Una de mis ensaladas favoritas a base de escarola, es la siguiente:

Escarola con Salsa de mostaza y miel.

1 escarola rizada

1 naranja

Un puñado de nueces troceadas

8 cucharadas de mayonesa

2 cucharadas de mostaza de dijon

2 cucharadas de miel

El zumo de un limón

Para preparar la salsa, mezclar la mayonesa, la mostaza y  la miel. Añadir el zumo de limón y volver a mezclar hasta conseguir una salsa fina y homogénea. Reservar.

Elegir las hojas de escarola en mejor estado y trocearlas al gusto. Pelar y cortar la naranja a daditos pequeños. Ponerlos en una ensaladera grande. Añadir las nueces troceadas. Por último, aderezar con la salsa de mostaza y servir.

Bon Appetit!!! 

Besos desde mi blog!!!