Una de las bebidas más saludables para combatir los días sofocante de calor del verano son los batidos de frutas, ya que aportan múltiples nutrientes necesarios para el organismo a la vez que resultan ideales para complementar un buen desayuno, merienda o simplemente como un tentempié a cualquier hora.

En función de la leche y el azúcar utilizado puede variar su contenido calórico, pero generalmente suelen aportar entre 70 y 90 calorías por cada cien gramos.

Los batidos de fruta se pueden preparar con leche, zumo de naranja o agua, en función de la fruta que queramos mezclar, aunque lo más habitual es prepararlos con la base de leche ya que ésta combina bien con toda la fruta. Se puede utilizar leche entera, semi o desnatada, condensada, en polvo, etc..

Si queréis preparar un batido más ligero, podéis prescindir del azúcar añadido o sustituirlo por jarabe de arce o algún otro edulcolorante (aunque es mejor disfrutar del sabor de la fruta sin añadidos).

Para los que, por el contrario, queráis preparar un batido más energético y nutritivo podéis añadir cereales.

Los que queráis darle un toque especial a su batido, podéis añadir a la mezcla, una pizca de cacao, café, vainilla o canela (éste último me encanta). Ya veréis que diferencia!!!

Besos desde mi blog!!!!