Cuando os encontréis en situaciones de estrés o de muchos nervios, (ánimo para los que ya hayáis vuelto a la rutina después de las vacaciones!!), debéis adaptar las comidas a esta situación.

Un aliado  fenomenal para estos casos es la vitamina C, por lo que es recomendable beber abundante zumo de naranja (recién exprimido) y tomar algún kiwi cada día.

Otros alimentos ricos en vitamina C son: el escaramujo,  las grosellas, la piña, los pimientos, el hinojo y las espinacas, todos ellos tomados en crudo. 

Por otra parte no hay que olvidar las legumbres, arroz integral y cereales que favorecen el tránsito intestinal y os ayudarán a sentiros mejor!!

También podéis recurrir a los suplementos vitamínicos, bajo el asesoramiento de un profesional de la salud, (para que os aconseje la pauta y dosis diaria a tomar), aunque éstos deben ser considerados como un complemento a la dieta y nunca deben sustituir a la fruta o alimentos naturales.

La vitamina C aplicada en cosmética, también puede ser una buena aliada para combatir los síntomas de fatiga, cansancio, arrugas, y en definitiva, para que el cutis luzca radiante y perfecto. 

¿Y vosotr@s? ¿Tomáis suficiente vitamina C? ¿Utilizáis o conocéis algún cosmético que contenga vitamina C? ¿Cuáles son sus resultados?