Infusiones de manzanilla: para la digestión y algo más

La manzanilla es una hierba aromática muy conocida y utilizada desde hace siglos con fines medicinales (Habitualmente para aliviar enfermedades relacionadas con el hígado e intestinos).

¿Quién de vosotros no ha tomado alguna vez una infusión de manzanilla después de una comida copiosa, o para calmar un dolor de estómago?

La manzanilla se puede tomar en infusión, y entre otras maneras, en extracto estandarizado de flor/hoja, (cápsulas). En homeopatía también se utiliza la planta de la manzanilla en flor para algunos tratamientos contra el dolor.

 Los principios activos de la manzanilla son los flavonoides, aceites volátiles y los fenoles. Algunas de las propiedades más destacadas de la manzanilla son las siguientes:

Es digestiva y carminativa. Los aceites volátiles encontrados en la manzanilla relajan los músculos del estómago, mejoran la perístasis digestiva y ayudan a la función intestinal en general, (p.e. digestiones pesadas, gastritis)

Es sedante: La manzanilla posee un efecto calmante sobre el sistema nervioso. Esto se pone de manifiesto mediante un efecto sedante y puede ser utilizado en términos generales para reducir la tensión nerviosa. (Ideal como infusión después de cenar o antes de acostarse, para ayudar a conciliar el sueño)

Actúa como antiespasmódico: La manzanilla inhibe los espasmos musculares a través de su influencia sobre el sistema nervioso, esta acción tiene especial importancia en el tracto digestivo (p.e.  casos de gases o aerofagia ,y el síndrome de colon irritable).

Función analgésica: La actividad analgésica descrita de la manzanilla parece llevarse a cabo a través de la acción local de aceites volátiles que actúan sobre la liberación de prostaglandinas. (p.e. síndrome Pre menstrual)

Pero eso no es todo.  Para su uso externo, la infusión de manzanilla, suele  utilizarse para hacer baños en los ojos afectados por conjuntivitis.

En compresas frías, la infusión de manzanilla alivia rápidamente las pieles sensibles quemadas por el sol.

¿Y vosotros? ¿Soléis tener manzanilla en casa? ¿La tomáis en infusión habitualmente? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

4 comentarios en «Infusiones de manzanilla: para la digestión y algo más»

  • el 04/06/2012 a las 15:13
    Enlace permanente

    Siempre tomo una después de cenar. Aparte de la sensación de dar por concluída la cena y el calorcito rico que deja en invierno, me ayuda a hacer mejor la digestión, y desde que sé que calma la ansiedad, abuso de ella, jejeje…

    Respuesta
    • el 05/06/2012 a las 22:03
      Enlace permanente

      Hola Sep!!! Es bueno abusar de la manzanilla… Abusa, abusa… Pero ojo!! Sin azúcar, eh? Besos

      Respuesta
    • el 06/06/2012 a las 21:47
      Enlace permanente

      Fantástico!! Entonces ningún problema. Puedes tomar toda la manzanilla que te apetezca!! Besos

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.