La hipercifosis, más conocida como «joroba» o «chepa», es la curvatura anormalmente aumentada de la columna vertebral a nivel dorsal (parte alta de la espalda), si se observa de perfil o lateralmente.

El tipo más común de hipercifosis es la hipercifosis postural. En la mayoría de los casos se debe a la adopción prolongada de posturas inadecuadas o la falta de potencia en la musculatura para vertebral.

La hipercifosis postural parece formar parte de la postura adolescente que se está volviendo demasiado común. Sentarse en una mala posición o tener la tendencia de echar los hombros hacia adelante con la cabeza

baja (postura de extrema timidez) son posturas que pueden puede provocar que su espalda se vaya doblando hacia delante (flexión) más allá de lo normal, especialmente durante la aceleración del crecimiento adolescente, a menos que se tomen medidas terapéuticas.

La hipercifosis postural es especialmente común en algunas chicas adolescentes, que se han desarrollado antes o que son más altas que las chicas de su edad.

Si se coge a tiempo, este tipo de hipercifosis se puede corregir generalmente con ejercicios posturales, según el diagnóstico médico, pero como es mejor prevenir que curar, es conveniente que estéis atentos a la postura de nuestros hijos, concienciarles de la importancia de hacer deporte regularmente y de mantener una correcta actitud postural tanto de pie como sentados (por ejemplo ante la tele, el ordenador, o estudiando).

La columna vertebral del adolescente pide ayuda silenciosamente. Animad a vuestros hijos a que practiquen ejercicio regularmente.

No hay mejor tratamiento que la prevención!!!

Besos desde mi blog!!!