Fumar ata y  mata. A estas alturas creo que no hay nadie que no lo sepa. Según la AECC (Asociación Española contra el Cáncer): El tabaco es responsable de aproximadamente 56.000 muertes anuales en España, del 30% de las muertes por cáncer, del 20% de las producidas por enfermedades cardiovasculares, y del 80% de las causadas por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El humo procedente de la combustión del tabaco está compuesto por unas 4.000 sustancias diferentes, 40 de ellas altamente tóxicas y cancerígenas. A pesar de ello y sabiendo que fumar es perjudicial para todavía hay mucha gente que continua fumando.

Para dejar de fumar se necesita estar realmente convencido de que se quiere dejar el tabaco. Se debe tener una gran fuerza de voluntad (dejar de fumar no es una tarea nada fácil), estar convencido de que se quiere dejar el hábito y para conseguirlo con éxito, se necesitan consejos, compañía, recompensas y hasta algunas veces apoyo técnico.

Para aquellos que os hayáis propuesto dejar de fumar, como uno de los logros para este año, podéis consultar y/o seguir un programa de ayuda específica que la AECC ha puesto a disposición para hacer frente al complejo proceso de abandono, o quizá os sirvan de ayuda algunos consejos para que el “mono” o “síndrome de abstinencia del tabaco” os sea más llevadero:

Haced una lista con las razones por la que fumáis y las razones por las que no queréis fumar más y repasadla diariamente si hace falta.

Estableced una recompensa y una fecha para ejecutarla, si lográis vuestro objetivo para dejar de fumar: un viaje, un bolso carísimo, una moto, un tratamiento estético, etc.. Si cada día vais poniendo en una hucha el dinero que no gastáis al no fumar, al cabo del tiempo os ayudará a pagar vuestra recompensa y a daros cuenta de todo el dinero que habéis llegado a ahorrar.

Durante los primeros días (a poder ser durante las primeras semanas), vuestra dieta debe ser muy ligera y frugal. Optad por las verduras, ensaladas, fruta fresca, pescado y carne a la plancha y evitad comidas grasas y pesadas.  De esta manera os será más fácil evitar las ganas del cigarrillo de después de las comidas a la vez que evitaréis ganar unos kilos extra.

Bebed agua. Aumentad el consumo de agua diario. Os ayudará a eliminar toxinas y a encontraros mucho mejor.

Sustituir el tabaco por la comida no os llevará a nada, al revés, os culpabilizaréis por los kilos ganados, pudiendo recaer otra vez con el hábito de fumar, cuando queráis empezar a hacer dieta.  Por si estáis a punto de caer en la tentación,  meteos en la cabeza que “Fumar no adelgaza”. Lo que adelgaza es dejar de comer.

Aprended a superar el impulso de fumar. Cuando os vengan unas ganas irreprimibles, tomad un caramelito sin azúcar, tipo Smint, Ricola, etc.. o bebed un vaso de agua. No vale comer “gominolas” de azúcar, chocolate o bombones, a no ser que queráis engordar, claro.

Evitad tomar caramelos o chicles de nicotina. Son muy caros y podéis convertiros en adictos a ellos…  Si lográis ganar la lucha de los tres a cinco minutos cada vez que os da el irrefrenable impulso de fumar, acabaréis ganando la batalla!!!!

Haced ejercicio. Correr, nadar o practicar algún ejercicio aeróbico os ayudará a controlar la ansiedad, a mejorar vuestra capacidad pulmonar, a estar de mejor humor y a ganar salud y vitalidad!!!. Si no estáis habituados a hacer ejercicio, empezad de forma gradual con algunas rutinas sencillas, practicando yoga, Pilates o simplemente andando a un paso rápido o hasta bailando. La cuestión es moverse.

Pensad que los primeros días son los más difíciles. Tendréis un humor inestable (pero en negativo), quizá pasáis del llanto a la irritabilidad con una facilidad tremenda. Vuestra sensibilidad estará a flor de piel. Pensad en positivo. Una vez que hayáis pasado la primera semana sin fumar ni un cigarrillo, os será más fácil seguir con vuestro propósito: NO FUMAR!! Y recordad que sin fumar, la vida sabe mejor!!!

¿Y vosotros? ¿Os habéis planteado dejar de fumar? ¿Estáis en pleno proceso de deshabituación del tabaco? O acaso sois exfumadores? ¿O no tenéis pensado dejar de fumar? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

También podéis seguirme a través de Facebook