Los beneficios de un buen descanso nocturno son muchos …  vuestra salud y vuestra piel os lo agradecerán (este tema lo dejo para otro post).

 ¿Pero no os ha pasado alguna vez, que por mucho que lo intentéis no podéis conciliar el sueño?

 Un problema no resuelto, una cita especial, un trabajo estresante, etc. Hay cientos de razones que pueden hacer que el sueño se nos escape.

 A parte del truco de contar ovejas (a veces funciona y otras no) hay veces que por mucho que queramos, no lo conseguimos.

Por eso, hoy quiero daros unos «truquillos» contra el insomnio ocasional:

Intentad no practicar deporte intenso a partir de las ocho y media de la tarde, ya que a veces éste puede «despertarte».

 Acostumbraos a ir a dormir a la misma hora (para marcar una rutina de sueño).

 Tomad una infusión de valeriana o pasiflora (buenas aliadas para dormir).

Tomad un vaso de leche caliente con un poquito de mantequilla (ambos contienen triptófano).

 Acondicionad el entorno con aromaterapia (aceites esenciales de lavanda, sándalo, manzanilla o cedro son ideales para tener en cuenta antes de ir a dormir y tener un sueño profundo y relajado).

Aplicad en la piel (detrás del lóbulo de las orejas, en la sien y en las muñecas) unas gotas de alguna loción o aceite relajante.

Realizad algunos ejercicios de respiración (la respiración abdominal de yoga es ideal para relajarse).

Escuchad música suave (Cualquier CD de Enya puede hacer maravillas). Leed un buen libro (que se debe dejar apenas venga el  sueño, pues de lo contrario el sueño se escapará).

 Algunas técnicas de relajación dan buenos resultados (yoga, autosugestión, sofrología, biofeedback, ….).

 ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún truco para conciliar el sueño que queráis compartir conmigo?

Mientras, os deseo Felices Sueños!!!

 Besos desde mi blog!!!