La patata: un alimento nutritivo, económico y versátil en la cocinaLa patata es el segundo alimento más consumido en el mundo. Es una fuente de comida barata y nutritiva y con muchos, muchísimos recursos en la cocina. Se puede comer sola o como acompañamiento de casi todo. Se puede freír, hervir, al vapor, asar, hacer sopas, purés, cremas, estofados, ensaladas y hasta puede servir de base o complemento en algunos platos dulces. ¿Me he olvidado algo?

Mucha gente tiene el concepto erróneo de que las patatas engordan. Nada más lejos de la realidad!!! No me cansaré de repetir que ningún alimento engorda o adelgaza por si mismo, sino que es la cantidad y la manera en que se cocine lo que hace que consumamos más calorías de las convenientes.

Cien gramos de patatas hervidas aportan aproximadamente 80 calorías (tampoco es mucho), mientras que un plato de patatas fritas, también de cien gramos, contienen más o menos 240 calorías; si lo que nos apetece es comer unas patatas chips o de churrería, doblaremos el consumo de la calorías, ya que cien gramos de patatas chips aportan aproximadamente 550 calorías. Una barbaridad, en comparación con las patatas hervidas o al vapor.

La patata: un alimento nutritivo, económico y versátil en la cocinaLa patata siempre ha sufrido mala fama en las dietas de adelgazamiento, y durante una temporada se desprestigió el consumo de la patata,  pero debido a las propiedades tan beneficiosas para la salud, es un alimento que conviene no suprimir, aunque es conveniente que en las dietas para adelgazar éstas se coman comen preferiblemente hervidas, asadas o al vapor, en lugar de fritas con aceite (por su alto valor calórico).

La patata es muy adecuada para las dietas de los niños, adolescentes y personas de la tercera edad, por su contenido en hidratos de carbono de fácil asimilación, vitaminas y minerales.

La patata es rica en vitaminas: C, A, B1, B2, B6, PP, Niacina y ácido fólico. También contiene numerosos minerales que juegan un papel importante como catalizadores del organismo, como hierro, zinc, cobre, fósforo, azufre, cloro, sodio, cromo, manganeso, níquel, cobalto y vanadio.

Debido a que gran parte de sus propiedades benéficas (vitaminas, minerales y fibra) se concentra en la piel, es recomendable siempre que se pueda (cuando la patata esté nueva) cocinarlas y comerlas sin pelar.

Además de ser una fuente de comida barata y nutritiva, hay estudios que ponen en relieve sus propiedades benéficas para la salud:

La patata: un alimento nutritivo, económico y versátil en la cocina– Es recomendable en problemas estomacales (es un excelente anti-ácido).

– Es diurética.

– Antiespasmódica.

– Ayuda en casos de cistitis, prostatitis y cálculos renales.

– Problemas hepáticos (hervida o al vapor).

– Es beneficiosa para el sistema inmunitario.

– Favorece un sueño apacible y ayuda a calmar los espasmos y calambres ejerciendo una función sedante del organismo.

Pero eso no es todo, en uso externo, (a modo de cataplasma)  la patata es un remedio usado por las abuelas (y no tan abuelas) para aliviar heridas y quemaduras en la piel.

Gemmi-truco de belleza: Aplicad dos rodajas de patatas recién cortadas, una en cada ojo a modo de cataplasma, y dejar actuar durante cinco minutos mínimo.  Es ideal para obtener un efecto-flash de belleza, rebajar ojeras, ojos cansados e hinchados, y dar confort a la mirada.

La patata: un alimento nutritivo, económico y versátil en la cocina¿Os animáis a poner más patata en vuestra vida? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook