¿A pesar de que comiendo poquísimo o estando a dieta os cuesta barbaridades perder peso? ¿Sois de los que pensáis que el “aire os engorda”? ¿Sabéis que es un intestino permeable? ¿Os sientan mal algunos alimentos que antes no os causaban  problemas?

Captura de pantalla 2015-03-01 a la(s) 19.25.33

 Si vuestra dieta está repleta de alimentos supuestamente saludables (yogur bajo en grasa, tortilla de claras de huevo, pan integral, incluso tofu) pero aun así no conseguís perder peso,  quizá alguno de vuestros productos dietéticos favoritos tengan la culpa.

J.J. Virgin, una de las expertas en nutrición y fitness más reconocidas de EE.UU, (con más de veinticinco años de experiencia en el campo de la salud y la industria del fitness), nos revela en su último libro el secreto que se esconde tras el sobrepeso: las intolerancias alimentarias.

Captura de pantalla 2015-03-01 a la(s) 22.32.48

Según ella,  una reacción negativa a algunos alimentos, como los lácteos o el gluten, puede arruinar nuestra salud desencadenando una inflamación crónica y causando multitud de otros molestos síntomas, como hinchazón, erupciones en la piel, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y un aumento constante de peso.

Para evitarlo, nos propone eliminar SIETE alimentos durante 21 días, para de esta manera  averiguar cuál (o cualés) nos impiden adelgazar.

La dieta depurativa de Ediciones Cúpula, no es un libro de dietas al uso, sino que parte de una premisa totalmente diferente: no se trata de contar calorías, sino de darle al cuerpo lo que necesita para funcionar bien en sólo tres semanas.

Propone un método que se basa en eliminar siete alimentos básicos, aparentemente saludables, de las comidas diarias (gluten, huevos, lácteos, maíz, soja, cacahuetes y azúcar y edulcorantes artificiales) durante veintiún días. El cuerpo se purifica de estos productos que lo están dañando, de forma que puedan volver a reintroducirse en la dieta más adelante.

seguridad3

Siguiendo los consejos de «La dieta depurativa» aprenderemos a introducir en nuestra alimentación una gran variedad de comidas antiinflamatorias y sanadoras que nos ayudarán a recobrar la salud y a restaurar nuestro metabolismo, evitando los siete alimentos que con más frecuencia producen intolerancia.

Puede que hayáis desarrollado intolerancia alimentaria a lo largo de la vida. A veces es culpa del estrés o por comer demasiado de un alimento todos los días. O quizá es culpa de un intestino permeable, o un intestino irritado por algunos alimentos como los lácteos o  gluten, una proteína que se encuentra en  muchos cereales, panes, pastas y productos horneados, y también en muchos alimentos procesados y comidas preparadas.

Captura de pantalla 2015-03-01 a la(s) 22.43.21

Según JJ Virgin (cuya dieta en Estados Unidos se conoce com the Virgin Diet no se trata de pasar hambre ni de sentirse privado de nada y, en sólo una semana, nuestro peso bajará hasta tres kilos, desaparecerá la hinchazón abdominal, la inflamación y ganaremos energía y ligereza.

Pero vamos al principio: la intolerancia alimentaria consiste en una serie de respuestas fisiológicas que nuestro cuerpo experimenta ante algunos tipos de alimentos. No es lo mismo que la alergia; además, la mayoría de las personas tienen al menos un tipo de intolerancia alimentaria, y muchas tienen más de una.

Los síntomas de la intolerancia alimentaria varían de una persona a otra, pero los más comunes incluyen la hinchazón, los gases, la indigestión, la fatiga, la pesadez mental, la irritabilidad, el mal humor y el aumento de peso.

En algunos casos, la intolerancia alimentaria es permanente. Algunos alimentos pueden dar problemas de por vida. Afortunadamente, en muchos otros casos, se puede superar la intolerancia alimentaria.

Si os alejáis el tiempo suficiente de un alimento y reparáis vuestro organismo con alimentos curativos y suplementos, es posible que en algún momento lleguéis a tolerar el alimento problemático.

Completando los tres ciclos de la dieta depurativa (eliminación, reintroducción y mantenimiento) es posible adelgazar de una manera rápida y duradera.

Pero vayamos al grano: ¿Cómo funciona la dieta depurativa? Según la JJ Virgin, esta dieta consta de tres ciclos:

CICLO 1: ELIMINACIÓN – 21 días

Se deben eliminar los siete alimentos de alta IA (Intolerancia Alimentaria): gluten, soja, lácteos, huevos, maíz, cacahuetes, azúcar y edulcorantes artificiales, siguiendo las instrucciones detalladas en el libro.

Por otra parte y para compensar, se debe cargar al organismo de alimentos y suplementos curativos (proteínas, verduras de hoja verde, brócoli…)

CICLO 2: REINTRODUCCIÓN – 28 días

Cada semana prueba un alimento diferente de alta IA potencialmente saludable: el gluten, los huevos o los lácteos. A partir de vuestra reacción, cada uno puede determinar qué alimentos pueden quedarse o marcharse.

dieta4

CICLO 3: LA DIETA DEPURATIVA DE POR VIDA

Hacer ejercicio: Si no se ha hecho antes, debe incorporarse la rutina de ejercicio más efectiva para cada persona y situación.

Evitar el maíz, los cacahuetes, el azúcar y los edulcorantes artificiales el 95% del tiempo.

Darle otra oportunidad, al cabo de tres o seis meses, a los alimentos de alta IA potencialmente saludables a los que se reaccionó mal en el Ciclo 2, para ver si ya se pueden tolerar.

Cada doce meses, se debe repite el plan completo, dando comienzo a un nuevo ciclo depurativo. Como nos comenta la autora, las intolerancias alimenticias, van y vienen y no suelen ser definitivas, por lo que pueden evolucionar con el tiempo y después de modificar algunas costumbres.

¿Y vosotros? ¿Qué os parece este plan para adelgazar? ¿Habíais oído hablar de los intestinos irritables? ¿Intolerancias alimentarias? ¿Os cuesta cada vez más adelgazar y no entendéis por qué? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook