Que el alimento sea tu medicina, que tu medicina sea el alimento” (Hipócrates)

En el año 1931, Otto Heinrich Warburg (1883-1970) recibió un Premio Nobel  por su tesis » La causa primaria del cáncer«.

Según este científico, el cáncer es la consecuencia de una alimentación i un estilo de vida antifisiológicos. ¿Y qué significa esto?

Una dieta es antifisiológica cuando se basa mayoritariamente en alimentos que acidifican el organismo y un estilo de vida antifisiológico es aquel principalmente es sedentario y caracterizado por una falta de ejercicio físico regular.

Según el Dr. Otto Heinrich la acidosis y la falta de oxígeno son las dos caras de una misma moneda. Cuando aparece una también aparece la otra.

Por lo tanto un medio ácido es aquél en donde hay una escasa presencia de oxígeno y en donde las células que viven tienen problemas para recibir un óptimo suministro de oxígeno para funcionar correctamente.

El Dr. Heinrich también afirmaba que cuando se priva a una célula del oxigeno  que necesita durante más de 48 horas, esta célula se puede volver cancerígena.

En su obra “El metabolismo del tumor” explica muy claramente que todas las formas de cáncer se caracterizan por proliferar en un medio ácido e hipóxido (sin oxigeno) por lo que todas las células cancerigenas son anaeróbicas (viven sin oxigeno y su principal fuente de energía es la glucosa).

Según Heinrich, el cáncer no es nada más que un mecanismo de defensa que tiene el organismo y sus células para sobrevivir cuando el medio en el que viven se vuelve ácido y le falta oxigeno.

Pero: ¿Queréis saber que factores pueden acidificar el medio interno de nuestro cuerpo y favorecer la proliferación de las células cancerígenas, o por el contrario alcalinizarlo y contribuir al buen funcionamiento celular?

Uno de los principales factores que pueden acidificar el cuerpo es la alimentación.

Mediante los alimentos que ingerimos, en función de su calidad y cantidad de nutrientes que contienen (hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales y vitaminas) pueden derivar en ácidos o alcalinos.

Ya hablé sobre este tema en un anterior post. Para que el cuerpo funcione de manera óptima, el PH de la sangre debe ser ligeramente alcalino, es decir, para que el cuerpo funcione de una manera óptima, el PH de la sangre debe ser ligeramente alcalino, entre 7,40 i 7,45 de PH. (El PH se mide en una escala de  0 a 14. El PH es considera neutro a 7, ácido por debajo de 7 i alcalino por encima de 7).

La lista de los alimentos que más acidifican el cuerpo y favorecen la aparición de muchas enfermedades y por consiguiente deben evitarse, son los siguientes:

Azúcar refinado y todos los productos refinados y procesados en los que está incluido.

Alcohol

Tabaco

Harina refinada y todos sus derivados (pasta, pan, galletas…)

Carne

Leche de vaca y todos sus derivados

Sal refinada

Margarinas

Todos los productos procesados que contengan conservante, colorantes, estabilizantes, etc.

Por el contrario, los alimentos que ayudan a que nuestro cuerpo se mantenga en un estado ligeramente alcalino y por lo tanto, es recomendable que sean incluidos a diario en nuestra dieta diaria son:

Todas las verduras crudas (a pesar de que hay verduras que son ácidas, estas contienen las bases necesarias para que dentro de nuestro organismo favorezcan la alcalinización del medio).

Toda la fruta cruda (el limón por ejemplo, a pesar de que es muy ácido, una vez que está dentro de nuestro cuerpo tiene un efecto alcalino).

Las semillas y los frutos secos (sobretodo las almendras)

El mijo

Las plantas verdes y con alto contenido en clorofila (algas, aloe vera, etcétera)

El agua. El agua es muy importante para el organismo ya que aporta mucho oxígeno. (La deshidratación crónica es uno de los principales factores de la aparición de las enfermedades degenerativas según afirma el Dr. F. Batmanghelidj).

Otros factores que también se deben tenerse en cuenta son:

El ejercicio físico. La actividad física aumenta la oxigenación corporal mientras que el sedentarismo tiene el efecto contrario.

¿Y vosotros? ¿Consideráis que vuestra dieta es alcalina o ácida? ¿Hacéis suficiente ejercicio físico? ¿Bebéis mucha o poco agua? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook