Un homenaje a nuestros seres queridos fallecidosA pesar de que Halloween es una fiesta que en España no tiene tradición, poco a poco se va arraigando más (para que vamos a negarlo), todavía queda la costumbre (mayoritariamente dentro de la tradición católica), de durante el uno de noviembre (día de todos los santos) realizar una visita donde yacen los seres queridos que ya han fallecido, dejándoles flores en las tumbas y rezando por ellos.

Por mi parte, quiero dedicar este post a todos, todos, todos los que han perdido para siempre a un familiar o amigo, ya sea por enfermedad o por accidente de cualquier tipo, pero en especial a los que fallecieron en accidente de aviación, como fue el caso del que era mi novio, (pareja o como le queráis llamar), que con tan sólo 35 años de edad perdió la vida y un futuro prometedores por delante.

Nunca olvidaré la noche de hace algo más de siete años, en la que el telenoticias de las nueve anunció en sus titulares un accidente de avioneta ocurrido aquella misma tarde.

Recuerdo que estaba en la cocina preparando la cena y escuché la noticia, aunque no sé porque, pero me dio mal agüero. La descripción y detalles que dieron sobre la avioneta me recordó a RM (prefiero no dar su nombre).

Cuando ampliaron la información sobre el suceso, fui hacia el salón y quedé impactada por las imágenes. Ahí estaba su avioneta (bueno, los amasijos de lo que había sido su avioneta), estrellada en el suelo, pudiendo reconocerla solamente por el pequeño trozo de cola que había quedado intacto.

No pude dar crédito a lo que estaba viendo y pensé que aunque se parecía mucho, era imposible que esa avioneta fuese la suya (siempre pensando positivo), por lo que decidí llamarle a su móvil.  Después de intentarlo seis o siete veces y sin éxito, (siempre respondía al teléfono aunque estuviera pilotando), fue cuando comencé a preocuparme de verdad.

Como no podía irme a dormir tranquila, decidí llamar a sus padres solamente para confirmar que RM estaba bien, pero cuando literalmente, con triste y clara voz, su padre me dijo por teléfono: “R ha muerto”, en ese preciso instante sentí como si me dieran una grandísimo puñetazo en el estómago, arrancándomelo de cuajo. Mi hija que estaba a mi lado y oyó la conversación, se echó a llorar como una loca…. Lo siguiente, os lo podéis imaginar.

Curiosamente, hacía menos de una semana que habíamos estado hablando sobre la muerte, y en su caso, él era consciente de que su trabajo como piloto era peligroso, pero me comentó que adoraba volar y si alguna vez tenía que morir, preferiría que fuera volando. ¿Una premonición? No lo creo. Pero para más casualidades, un día antes del accidente se olvidó su “gorra de volar” en mi coche, y ahí se quedó para siempre (todavía la conservo en dónde la dejó). El tiempo ayudó a curar el dolor y las heridas que nos produjo su muerte, pero su recuerdo positivo, su alegría, carácter y su manera de vivir la vida, siempre estarán con nosotras.

Bueno, pues en memoria a RM y a todos los que ahora viven y nos acompañan desde el cielo, «más allá», o donde quiera que estén, (metafísicamente hablando), quiero dedicarles las siguientes reflexiones sobre la muerte:

Un homenaje a nuestros seres queridos fallecidos“La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene.” José Luis Borges

“Para que temerle a la muerte si es lo único que tenemos seguro en la vida”. Anónimo

 “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos”. Antonio Machado

“La muerte es una amarga pirueta de la que no guardan recuerdo los muertos, sino los vivos.” Camilo José Cela

 “Nos engañamos al considerar que la muerte está lejos de nosotros, cuando su mayor parte ha pasado ya, porque todo el tiempo transcurrido pertenece a la muerte.” Lucio Anneo Séneca

“La vida de los muertos consiste en hallarse presentes en el espíritu de los vivos.” Marco Tulio Cicerón

“Morir es el destino común de los hombres; morir con gloria es el privilegio del hombre virtuoso.” Isócrates

“Si no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?” Confucio

Un homenaje a nuestros seres queridos fallecidos“La muerte no es más que un sueño y un olvido.” Mahatma Gandhi

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook