Al termalismo o tratamientos termales se le han atribuido tradicionalmente poderes curativos en distintos lugares y culturas del mundo.

A partir de los años 90, los balnearios, centros de talasoterapia y SPA se pusieron de moda y con ellos fueron ampliando su oferta con los «Balnearios o SPA Urbanos», «Hoteles SPA», etc. etc., . ¿Quién de vosotros no ha estado alguna vez tentado de ir a un balneario urbano? ¿Pero? ¿Os habéis preguntado alguna vez si un balneario urbano está considerado realmente un balneario?

Balneario de Mondariz en Galicia

Balneario de Mondariz en Galicia

Es  importante diferenciar estos conceptos, ya que a veces las ofertas que vemos anunciadas pueden crear confusión. No todos los «balnearios urbanos», «balnearios SPA», (o similares), realmente son «balnearios» dentro de su auténtica definición.

Un balneario o estación termal es un emplazamiento que dispone de aguas minero-medicinales declaradas de utilidad pública, servicio médico e instalaciones adecuadas para llevar a cabo los tratamientos que se prescriban. Si un balneario no posee estas tres condiciones no se puede llamar así.

Los centros de talasoterapia utilizan tratamientos de hidroterapia similares a los balnearios aprovechando los beneficios del agua del mar y por último en los SPA, término que proviene del latín, Salutem Per Acqua (Salud por medio del agua), ofrecen tratamientos de salud, bellaza y relax, utilizando como base principal el agua potable (normalmente del grifo), mezclada a veces con algún aditivo, pero no usan aguas termales.

En los SPA se realizan tratamientos de hidroterapia (terapia basada en el agua), mientras que los balnearios se unen la hidrología médica (los efectos terapéuticos de las aguas minero-medicinales) junto a la hidroterapia.

Para los que quieran darse una vuelta por los diferentes balnearios, centros de talasoterapia, así como alguno de los tratamientos que se pueden realizar, os recomiendo que leáis Tratamientos Termales del Mundo de geoplaneta.

Captura de pantalla 2015-05-22 a la(s) 08.07.35

Este libro es una inmejorable introducción a esta disciplina: detalla las cualidades de los diferentes tipos de aguas minero-medicinales, las curas termales y su utilidad en función de cada tratamiento.

Tratamientos termales del mundo incluye los mejores y más representativos centros termales del mundo clasificados según sus cualidades. Además nos ofrece un ilustrado y documentado por los principales balnearios, sobre todo de Europa y España, invitándonos a visitar estos lugares de encuentro y disfrute.

termal2

Con la supervisión de Pablo Saz, especialista en hidrología médica y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, nos introduciremos en la hidrología médica para aprender cómo el agua puede ayudarnos en las afecciones reumáticas, de las vías respiratorias, de la piel o cardioarteriales, entre muchas otras.

El objetivo de este libro es acercar los viajes a centros termales del mundo a todos los lectores, y subrayar su valor terapéutico. ¿Qué nos ofrece esta guía?

Esta guía nos ofrece información sobre el agua: el agua es el componente esencial de la Tierra y del cuerpo humano, fundamental no sólo para nuestra alimentación e hidratación sino también para extraer de ella su uso medicinal.

El libro nos introduce las distintas aguas minero-medicinales, sus características generales y su historia. Algunas de ellas son:

las aguas sulfurosas, indicadas en el tratamiento de dolencias reumáticas, dermatológicas y respiratorias; o

las ferruginosas, beneficiosas para anemias, transtornos del desarrollo, hipertiroidismo y en regímenes adelgazantes.

Mediante la hidrología médica nos adentraremos en las técnicas y tratamientos termales más importantes, así como en las principales afecciones que pueden ser tratadas en la cura balnearia actual.

La hidrología médica tiene como objetivo el conocimiento del agua y de sus acciones sobre el organismo humano. Algunas de las técnicas más usadas son la hidropínica (ingestión de dos tipos de aguas diferentes), el baño o la ducha de chorro a presión.

Tras conocer las propiedades del agua y cómo esta nos puede ayudar a sentirnos mejor, nos adentraremos en un recorrido por varios centros termales clasificados según el tipo de aguas mineromedicinales que los constituyen.

Son mayoritariamente balnearios europeos, con especial atención a los españoles, que se hallan asociados a un manantial propio y que ofrecen curas adecuadas a los distintos valores terapéuticos de sus aguas. Algunos son el balneario de Lanjarón en Granada, Mondariz en Galicia, el Bagni San Filippo en el sur de la Toscana, o los baños medicinales de Szcéchenyi en Budapest (Hungria), el mayor balneario medicinal de Europa (y uno de mis favoritos).

¿Y vosotros? ¿Habéis visitado alguna vez un balneario para utilizar sus tratamientos médicos? ¿O solamente dentro de un plan vacacional, de relax y descanso? ¿Cuál es vuestro favorito? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!