El yoga no es solamente una actividad para adultos.  A través del yoga, los niños ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse, para hacer frente a las situaciones adversas, al estrés  y a la falta de concentración, problemas tan habituales en la sociedad actual.

Esta disciplina puedes ser una manera divertida para desarrollar su potencial creativo. ES UNA MANERA DIVERTIDA DE DESARROLLAR SU POTENCIAL CREATIVO Y

SU CAPACIDAD PARA SUPERAR RETOS.

Los niños y adolescentes pueden aprovechar el yoga como sustituto o complemento de la actividad deportiva. Muchos padres creen que  practicando  fútbol,  baloncesto o alguna otra activad deportiva extraescolar, ya hay suficiente.


A veces es cierto, pero de la misma manera que es conveniente desarrollar su actividad física cardiovascular y a trabajar en equipo, también es interesante introducirles  en  una disciplina  que les enseñe a activar y estirar su cuerpo, a canalizar su energía, aprendiendo a tener conciencia de su yo interior y reafirmando su autoestima.

Al introducir al niño en la práctica del yoga se estimula su creatividad, imaginación y sensibilidad, además de que se hace consciente de su conexión cuerpo-mente.

Beneficios de la práctica del yoga con los niños:

Ayuda a canalizar su energía física

Ayuda a desarrollar y estirar los músculos motores

Aporta flexibilidad en las articulaciones

Mejora los hábitos posturales de la columna vertebral

Mejora en los hábitos de la respiración

Masajea  sus órganos internos

Estimula la circulación sanguínea

Les ayuda a desarrollar su capacidad de  atención, concentración, memoria e imaginación

Ayuda a la armonización de la personalidad y carácter, mejorando su autoestima

Combate el nivel de estrés infantil

Les calma y relaja

Las clases de yoga para niños se dan desde los tres o cuatro años hasta los doce

años aproximadamente. Es una excelente opción para lograr la unión de juego y desarrollo corporal y mental.

 Los niños disfrutan enormemente una sesión de yoga diseñada para ellos, aunque la motivación es un factor muy importante. Por ese motivo, es conveniente que en una clase de yoga no haya más de ocho niños en una misma sesión. Los niños deben ir a gusto y con ganas, porque sino quedan mermados los objetivos de la sesión. 

Os animo a visitar algunos centros donde se realicen clases de yoga para niños!!!


Besos desde mi blog!!!

Fuente: www.centredesalut.com