walk3El #walking o andar, es un saludable ejercicio que puede estar indicado para aquellas personas que no les gusta correr, ni ir al gimnasio, o bien para los que tienen problemas articulares, óseos o de espalda, que tienen contraindicados los ejercicios con impacto.

Andar diariamente ayuda a liberar el estrés, fortalece las articulaciones y los músculos, aumenta el ritmo cardíaco,  mejora la circulación y si se sigue una buena respiración (mientras se anda) se puede lograr una buena oxigenación del organismo (Pero, cuidado los que estáis en las grandes ciudades, la polución de los coches no es que sea maravillosa para vuestros pulmones. Intentad andar en avenidas anchas y/o cerca de grandes parques, o los que podáis, andad por los caminos en la montaña o cerca del paseo marítimo y/o de la playa).

Pero ¡ojito! Es muy importante no confundir “andar” con “pasear”. Aunque es casi lo mismo, el paseo propiamente dicho, puede incluir desde entretenerse a mirar escaparates, parase a charlar con la vecina o comprar alguna chuchería para merendar, mientras que el walking se centra más en los beneficios propiamente dichos de la acción de ANDAR como actividad física (no de ocio, bueno, no casi de ocio).

Para andar solamente se necesita vuestro cuerpo, fuerza de voluntad, un poco de tiempo y un buen calzado (lo ideal es ir con zapatillas de deporte).

Como comprenderéis, andar con tacones altos no es beneficioso para la espalda. (Por si a alguien se le ha antojado). En este caso, lo que podéis hacer es andar con unas zapatillas o zapato cómodo y guardar los talones en el bolso (es lo que recomiendo a mi hija que haga). Otro consejo a tener en cuenta, consiste en no llevar el bolso demasiado cargado, ya que no es muy bueno para la espalda (mejor si se lleva una mochilita ligera en la espalda).

Los beneficios de andar media hora diaria a un ritmo de 5-6 km por hora son los siguientes:

wakAyuda a estimular el metabolismo (y a adelgazar con su consiguiente quema de grasa).

Libera las tensiones y/o el estrés que se puede haber acumulado durante la jornada (si la caminata es por la tarde, y por la mañana puede ayudar a despejarnos y a tomarnos el día con más vitalidad y energía.

Favorece el tránsito intestinal reduciendo así el estreñimiento, y la hinchazón abdominal.

Es una actividad física que comporta pocos riesgos (pero cuidado, con no tropezar en algún hoyo o escalón) y no es extenuante para el organismo.

Ayuda a mejorar la circulación sanguínea y aumenta el ritmo cardíaco, previniendo los problemas del corazón.

Si tomáis el “walking” como hábito diario, quizá llegará el día que os animaréis a trotar (o comenzar a practicar “running” suave) aunque sean unos minutos..

walk4¿Y vosotros? ¿Os apuntáis al “walking” o “andar” como ejercicio físico? ¿Qué os parece esta propuesta? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook