Una buena manera para sacar más partido a las clases de Pilates realizadas en el suelo, consiste en la aplicación de distintos implementos como Fitball, Bossu, Magic Circle, Flex Band, Foam Roller, Pelota pequeña (con o sin peso), etcétera.

¿Estos utensilios os suenan a Chino?  Estoy convencida de que los que practicáis Pilates habitualmente, habréis realizado alguna clase con alguno de ellos, o por lo menos, de vista os resultarán familiares.

En las sesiones de Pilates realizadas con pocos asistentes es más habitual realizar alguna serie de ejercicios con la ayuda o mediante alguno de estos implementos. Los más usados son el Fitball, y las Flex band o bandas flexibles.

Menos habitual es encontrar centros o gimnasios en donde realicen sesiones de Pilates con Bossu o Magic Circle, ya que éstos requieren más atención por parte del monitor (y también en parte porque estos artilugios son bastantes más caros…).

Por ello, normalmente suelo recomendar que acudáis a sesiones en las que no participen más de diez personas, (lo ideal es que no hayan más de 5 asistentes), y en las que se trabaje con todo tipo de implementos, para que así podáis sacar mucho más partido a la práctica de las clases.

Bossu para PilatesEl Método Pilates aplicado con la ayuda de alguna de estas herramientas, parte de la base y los mismos principios básicos de:

concentración
control
fluidez
centro
precisión
respiración

y nos proporciona una base más sólida tanto para profundizar en el conocimiento y percepción de nuestro cuerpo, como para perfeccionar la técnica y la condición física en general.

Los beneficios del Pilates con implementos son:

Mejora de la conciencia corporal, de la coordinación Intra e Intermuscular,  y de la condición física

Disminuye el riesgo de lesiones

Aporta variedad, dinamismo y variedad a las sesiones

Aumenta la motivación, autosuperación y como no: la autoestima.

¿Os parece poco?

No me cansaré de insistir que es la práctica de Pilates sirve para cualquier persona que quiera estar en forma, pero no todo vale!!!. Los ejercicios siempre se deben realizar de una manera adecuada, bajo la supervisión de un monitor que  marque la respiración correcta y corrija la postura, para evitar así cualquier tipo de problema o posible lesión.

Las mujeres embarazadas también pueden realizar los ejercicios del Método Pilates con implementos, aunque algunos de estos ejercicios no son adecuados para ellas, teniendo en cuenta las adversidades generadas por culpa de su estado.

Pero el tema de Pilates para embarazadas lo dejo para otro post. Es más, voy a contar con la colaboración de una colega que imparte clases de Yoga Perinatal (o para embarazadas). ¿Os apetece saber más? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog