El ópalo es variedad de cuarzo de brillo similar al de la resina y de diversos colores, (en toda la gama del arco iris), translúcida u opaca,  utilizada desde tiempos inmemorables como símbolo de pureza, esperanza, poder y éxito.

El ópalo está considerado como una «gema de las leyendas«; los antiguos romanos las portaban consigo en las batallas, para salir victoriosos de ellas. Los griegos la consideraban como una piedra portadora de noticias y para predecir el futuro.

En la literatura, Shakespeare se refirió al ópalo como “El milagro de la reina de las gemas”, en una de sus obras (Noche de Reyes). Walter Scott por su parte, puso en boga una superstición, al considerar el ópalo, un portador de malas noticias sobre la protagonista de una de sus novelas (Ana de Geirstein).

Esta injusta mala fama perjudicó al negocio del ópalo, hasta tal punto que unos años más tarde, la reina Victoria de Inglaterra, (tatarabuela de la Reina Isabel II) tuvo que acabar con la supuesta “maldición” de esta gema, ofreciendo un ópalo como regalo en una boda real.

Hay ópalos de diversos colores: blanco, negro, rubí, amarillo, naranja, azul, verde, rosa, etcétera..  Cada uno puede tener un significado particular diferente en función de sus tonalidades y formas.

El ópalo rosa es considerada una piedra de la paz y la tranquilidad para el aura. Se le atribuyen energías relajantes y curativas, ayudando a controlar las emociones y aportando serenidad.

El ópalo también se utiliza en meditación, para abrir el séptimo chacra o  chacra de la espiritualidad (pero debe ser un ópalo rosado o blanco).

¿Y vosotros? ¿Conocíais las propiedades del ópalo rosa? ¿Qué os parece la pulsera diseñada por Tous para la Fundación Fero y el cáncer de mama? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook