Contenido en algunos alimentos (más abajo os indicaré cuáles son los más indicados), el triptófano es un aminoácido esencial que tiene múltiples funciones en el organismo, por ejemplo ayudar a que el cerebro segregue serotonina y colaborar para que el cuerpo elabore sus propias proteínas, además de otras acciones.

ansiedad1

Para que lo entendáis un poco mejor: el cerebro y las neuronas utilizan el triptófano para producir serotonina, un neurotransmisor (un mensajero químico) que no sólo es necesario para la transmisión de los impulsos nerviosos de una célula a otra, sino que también es responsable de un sueño reparador ya que favorece la relajación, y por consiguiente el bienestar y/o felicidad (recordad que este estado es efímero), colaborando a bajar los niveles de ansiedad o estrés.

El aminoácido triptófano, componente de las proteínas, se transforma en serotonina mediante complejos ciclos metabólicos, lo que permite mantener sus niveles adecuados en el organismo (los bajos niveles de serotonina se asocian con un bajo estado de ánimo).

El triptófano es uno de los aminoácidos esenciales que está presente mayoritariamente en las proteínas de origen animal por lo tanto, algunas de las  principales fuentes de este aminoácido son los huevos y la leche, seguidos de pescados, carnes. (Sí, esto se convierte en un pequeño handicap para los veganos que no consumen huevos ni derivados lácteos).

Aunque también encontramos cantidades considerables de triptófano en los cereales de grano entero (cuidado con los falsos “integrales”)  como la avena, mijo y teff, legumbres (lentejas, habas), frutos secos (nueces, almendras), soja y sus derivados, así como en algunas verduras (brócoli) frutas frescas como el plátano (el rey del “triptófano vegetal”) o la piña, dátiles, higos, papaya o aguacate.

cerebro2

Reservar las proteínas para la cena garantiza el aporte diario de este aminoácido. Una fruta diaria rica en triptófano, como el plátano o la piña, es también un buen complemento. Un vaso de leche caliente  (o bebida de avena o soja) antes de ir a dormir es un buen estimulante del sueño, por la cantidad de triptófano que contiene.

Como curiosidad, con cada 60 miligramos de triptófano dietético (es decir el que podemos tomar a través de la dieta o bien encapsulado), nuestro organismo elabora 1 mg de vitamina B3 (niacina).

¿Y vosotros? ¿Tomáis a diario alimentos ricos en triptófano? ¿Cuáles? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook